FOCUS
FOCUS

Se encuentra usted aquí

Las patronas

Hoy que el Estado de Veracruz se enfrenta a las consecuencias del mayor pillaje de su historia, cometido por el Club de Tobi encabezado por el gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa y al que pertenecen un gran número de funcionarios que continúan en los mismos cargos desde donde cometieron actos de corrupción, es que por salud mental debemos voltear también a reconocer dónde están esos actos generosos que otros veracruzanos realizan para ayudar al prójimo. El Centro Cultural y Social Veracruzano entregó al colectivo de mujeres veracruzanas denominado popularmente Las Patronas, durante su cena anual, un reconocimiento por su labor altruista y humanitaria en favor de los migrantes centroamericanos y connacionales que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos.
21/11/2016
00:10
-A +A

Hoy que el Estado de Veracruz se enfrenta a las consecuencias del mayor pillaje de su historia, cometido por el Club de Tobi encabezado por el gobernador con licencia Javier Duarte de Ochoa y al que pertenecen un gran número de funcionarios que continúan en los mismos cargos desde donde cometieron actos de corrupción, es que  por salud mental debemos voltear también a reconocer dónde están esos actos generosos que otros veracruzanos realizan para ayudar al prójimo.

El Centro Cultural y Social Veracruzano entregó al colectivo de mujeres veracruzanas denominado popularmente Las Patronas, durante su cena anual, un reconocimiento por su labor altruista y humanitaria en favor de los migrantes centroamericanos y connacionales que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos.

Ellas cuentan que corría el año 1994 y la señora Norma Romero, de Amatlán de los Reyes, Veracruz y otras amigas regresaban de comprar  pan y leche y se toparon con el tren denominado La Bestia, al cual acostumbran subir los migrantes para transportarse gratuitamente, pues este es un ferrocarril de carga.

Al detenerse unos minutos, desde el tren unos migrantes les pidieron les obsequiaran un poco de comida. Ellas no dudaron en regalar lo que llevaban.

Compadecidos de la vida que llevaban esos muchachos, ellas decidieron hacer algo más comprometido y al día siguiente prepararon 30 almuerzos que colocaron en bolsas de plástico para lanzarlas al tren cuando éste pasara frente a la comunidad donde ellas residen, que se denomina precisamente “La Patrona”.

Desde ese momento ellas asumieron esa labor altruista como una causa propia.

Primero con sus propios recursos y después con el apoyo de vecinos, quienes empezaron a aportar harina, pan, tortillas, arroz, frijoles, pollo y atún entre otros insumos,  empezaron a ampliar su capacidad de ayuda.

Hoy, a 22 años de aquel inicio, preparan diariamente 300 almuerzos sin más apoyo que el de la gente local.

Este grupo humanitario además fundó un albergue para hospedar a 30 migrantes, denominado “La esperanza del migrante”.

En 2013 su esfuerzo fue reconocido con el Premio Nacional de Derechos Humanos” y estuvieron nominadas a recibir el premio Príncipe de Asturias, que hoy ha mudado a Premio Princesa de Asturias y se otorga en Oviedo, España.

Este es el mundo de hoy. Con todo y que muchos políticos de forma abusiva se enriquecen a costa de apropiarse de lo que corresponde a la colectividad y sus ambiciones rebasan lo inimaginable, también hay mexicanos que solidariamente trabajan para ayudar al prójimo compartiendo lo poco que tienen disponible para ellos y sus familias, como es el caso de Las Patronas.

Nuestro reconocimiento a esos mexicanos solidarios y comprometidos.

Por cierto, pasando a un tema paralelo, el informe de gobierno que presentó el actual Gobernador de Veracruz, Flavino Rios Alvarado, es una burla, pues señalar causas financieras para la bancarrota del Estado de Veracruz sin reconocer la corrupción sexenal del Club de Tobi,  es inaceptable.

Si hay alguien que no puede asumir ignorancia respecto a lo que sucedía con toda precisión en el Estado de Veracruz, es él, ya que antes de que fuera ungido gobernador era el secretario de gobierno con Javier Duarte y bajo su responsabilidad estuvo mantener operativamente el control social.

Si no sabía lo que hacían su jefe y sus compañeros de gabinete, a quienes tenía cerca, ¿cómo podía mantener el control gubernamental en el resto del Estado?.

Imposible que él ignorase algo tan grave como lo que estaba sucediendo, cuando en estricto sentido era el jefe del gabinete estatal y tenía autoridad incluso ante el secretario de finanzas.

El actual gobernador nos debe muchas explicaciones a los veracruzanos hoy que encabeza al gobierno estatal y tiene toda la autoridad.

 

 

Ricardo Homs
Presidente de la Academia Mexicana de la Comunicación AC. 25 libros publicados Fundó en México la oficina local de la empresa global de consultoría creada por Al Ries, uno de los dos creadores del...

ENTRADAS ANTERIORES

 

COMENTARIOS