Sadismo, el nuevo rostro de la violencia en México

¿Dónde podemos ubicar el salvajismo cruel con que hoy se castiga a alguien sólo por el placer de hacerlo?
OTRAS
25/08/2016
00:40
-A +A
Ricardo Homs
Presidente de la Academia Mexicana de la Comunicación AC. 25 libros publicados Fundó en México la oficina local de la empresa global de consultoría creada por Al Ries, uno de los dos creadores del...
OTRAS

 

México siempre ha sido un país bronco y violento porque la ley irremediablemente ha sido usufructuada por quienes tienen poder. Sin embargo, la agresión y el asesinato eran modos funcionales de quitar de en medio a alguien que estorbaba. A alguien a quien se pretendía arrebatarle algo valioso o eliminar a alguien que impedía a un poderoso lograr sus objetivos o cumplir sus planes.

En cambio hoy, cuando desde el gobierno se habla de víctimas, se habla de números fríos, como si fuesen reses en el rastro y no de personas que antes de ser sacrificadas fueron torturadas con un sadismo que jamás el cine de terror de Hollywood se atrevería a describir.

Esta insensibilidad, tanto de nuestros gobernantes como de la sociedad, debiese aterrarnos, pues hemos perdido la capacidad de asombro.

Hablar de fosas con decenas de cadáveres descuartizados o bolsas encontradas con personas degolladas o desmembradas, sólo nos merece la atención de una noticia que no logra ya despertar ningún sentimiento.

¿En qué nos estamos convirtiendo?... ¿Dónde están los valores humanistas que siempre tuvo la sociedad mexicana?.

Parece ser que la infinita creatividad del mexicano se ha volcado en el salvaje placer de hacer sufrir al prójimo. La búsqueda de modos cada vez más sofisticados de infligir daño es increíble pues supera a la imaginación.

Cada historia de humillación, terror y dolor que hay detrás de cada número que representa a una víctima o de cada noticia que da un reportero de nota roja, debiese darnos escalofrío, mas sin embargo, ya no nos llama la atención pues representa un número más a una cifra o una estadística.

El holocausto contra los judíos a manos de los nazis y los actos de crueldad de la Inquisición hoy son parte de la historia negra de la humanidad, pero ¿dónde podemos ubicar el salvajismo cruel con que hoy se castiga a alguien sólo por el placer de hacerlo?.

Las equivocaciones y confusiones de los sicarios que primero torturan y matan y luego descubren que fue una equivocación, pues la persona asesinada no es la que buscaban y seguramente después simplemente se encogen de hombros y salen a buscar a quien realmente quieren encontrar, es sobrecogedor, pues nos habla del poco valor que hoy en México se le da a la vida humana.

Sin embargo, del lado de las policías también hay este mismo desprecio por el dolor humano y la vida humana. Y los jefes de los policías, esos funcionarios poderosos que andan de traje y camisa blanca con corbata o guayabera, que saben que sus subalternos son depredadores y tampoco les importa controlarlos, nos sigue refiriendo a lo extendida que está esta crisis humanitaria.

Hasta el hecho de que para librarse de la presión social las autoridades minimicen los asesinatos violentos calificando a las víctimas de delincuentes es un atentado a la dignidad humana. Gran parte de las víctimas son ciudadanos honorables que fueron secuestrados para pedir rescates, fueron confundidos o se negaron a pagar extorsiones.

Si los números de víctimas son importantes, pensar que detrás de cada una de ellas hubo una historia de sadismo debiese cambiar la percepción de la sociedad y exigir de verdad a las autoridades un freno a la violencia.

Si la violencia existe es porque hay complicidad de autoridades de todos los niveles. Unos porque reciben beneficios directos de manos de los delincuentes y otros porque no quieren molestarse en actuar para frenar esta oleada de sadismo.

También los legisladores porque no aplican los recursos que fuesen necesarios para profesionalizar y utilizar la tecnología para controlar la violencia y más aún que quienes debiesen verificar el uso del dinero que se destina a seguridad, se vuelven complacientes con los funcionarios que desvían a sus cuentas privadas este dinero.

Dejemos de ver a la violencia como estadística y démosle el sentido humano que debe tener.

 

 

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

14 de June de 2018 12:03
30 de April de 2018 10:21
23 de April de 2018 11:52
17 de April de 2018 12:07

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

FOCUS
FOCUS

You are here