El ego malo vs el ego bueno

A veces parece que viven dos seres opuestos dentro de nosotrxs y si no lo trabajamos, las conductas negativas se nos pueden ir de las manos
OTRAS
17/06/2016
00:18
-A +A
Dale la vuelta a tu cabeza
Autora de Girando en un tacón y Ya Aliviánate. Consejera en Adicciones. Corredora de montaña y ultradistancia. Girando en un tacón es un espacio para la reflexión y el compartimiento de temas y...
OTRAS

No es que tengamos dos egos, desde luego solo tenemos uno pero  a veces parece que viven dos seres totalmente  opuestos dentro de nosotrxs. No reconocemos las reacciones de uno y nos reconfortamos en las reacciones del otro y si no trabajamos en la conciencia  las conductas negativas se nos pueden ir de las manos.

El ego malo, que tendría que ser el mismo ego pero alborotado,  a causa de que por nosotrxs mismos no podemos satisfacer  nuestros instintos,  hace que nos volvamos seres impacientes, soberbios y pretendamos ser lxs  posedores de la verdad universal. Ese egocentrismo bárbaro es un generador de ira y descontento cuando ve que no se cumple su voluntad. Es rígido y no acepta cualquier posibilidad fuera del esquema trazado.  Por lo mismo se genera problemas en el entorno y desde luego se dificulta después tomar el rumbo correcto de las cosas. Esta rigidez no permite que veamos que hay otras maneras de lograr nuestros objetivos y aprender al mismo tiempo de los errores. No aprendemos de los errores porque  el ego simplemente  no permite que los veamos.  Prisonerxs  de buscar siempre tener la razón ante todxs y ante todo.

Hasta que llega el punto de quiebre y de cambio, aunque ciertamente no le llega a tantas personas como debería. Al tomar un poco de conciencia sobre nuestras acciones pero sobre todo de nuestros sufrimientos ahí es cuando debe entrar la acción. No esperar que el mundo se acomode a nosotrxs sino nosotrxs encontrar la manera flexible de acoplarnos. Así poco a poco  el ego cede, se vuelve en principio menos rígido hasta ser flexible. Nos convertimos en personas razonables, accesibles ante distintas opciones o vías para lograr los objetivos planteados.  Una ventaja enorme es liberarnos  del estrés lo que da chance de pensar mejor las cosas, sobre todo antes de hablar.  Soltar la actitud defensiva y empezar a escuchar a lxs demás en donde probablemente también encontremos algunas respuestas.

El ego nos puede ayudar a ser  mejores en nuestras actividades diarias, a plantearnos metas u objetivos  más altos, a prepararnos mejor y a mantener las ganas de ser mejores. El problema se da cuando dependemos de agentes externos para lograrlo, depositamos  nuestras  emociones en  los cambios o acciones de otras personas  y dependemos de eso para estar bien. Nos apegamos a las expectativas que creamos de lxs demás o que pensamos que lxs demás se hicieron de nosotrxs.  Perdemos de vista que somos un ser más en el mundo y que éste seguirá “siendo” a pesar de lo que pensemos o hagamos.

Para mi la clave esta en soltar, soltar mis opiniones o razones  radicales y empezar a ser más consciente del mundo  y no sentirme agredida cuando el mundo piensa distinto a mi. Aun teniendo la razón,  muchas veces es más “razonable” no discutir y dejarlo pasar.

Twitter @reginakuri

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

15 de February de 2019 02:27
11 de January de 2019 12:00
20 de December de 2018 11:40
30 de November de 2018 12:38

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

You are here