Nadie te quiere pero ¿tú te quieres?

OTRAS
09/10/2015
00:00
-A +A
Dale la vuelta a tu cabeza
Autora de Girando en un tacón y Ya Aliviánate. Consejera en Adicciones. Corredora de montaña y ultradistancia. Girando en un tacón es un espacio para la reflexión y el compartimiento de temas y...
OTRAS

A menudo podemos sentir como que no cabemos en este mundo, que no pertenecemos y que la gente a nuestro alrededor no nos quiere, ni  nos apoya y mucho menos acepta como somos. También hay veces en las que fluimos con las personas  y el cosmos, no nos la hacemos de tos por nada y el amor fluye incesantemente.  Esas dos percepciones dependen 100% de la autoestima, qué tanto amor propio nos proveemos y generamos.

Un patrón de conducta que genera tener una baja autoestima es demandar de las relaciones personales el amor y aceptación que nosotros no nos podemos proveer. También se experimenta insatisfacción  que aún cuando las personas de alrededor atiendan las demandas, esta permanecerá o aparecerá continuamente. Nada será suficiente.

Siempre he pensando que el principio de una relación sana de cualquier tipo es que las personas involucradas no esperen o demanden que los demás satisfagan sus necesidades emocionales,  no me refiero que todos tenemos que vivir y estar en estado zen permanentemente equilibrados o ser unos iluminados emocionales, pero sí tratar de trabajar en un desarrollo personal que nos ayude a estar en plenitud, independientemente de los factores externos y las personas.

Una buena autoestima debe comenzar por hacernos responsables de nuestras emociones, pensamientos y actitudes , no volcar esa responsabilidad en los demás porque de principio no la tienen y además no nos resolverá la sensación de insatisfacción con la vida. ¿Cómo podemos pedir aceptación y cariño de los demás, cuando nosotros mismos no somos capaces de ser auto compasivos (nota importante, la autocompasión no es lo mismo que la autoconmiseración?) Trabajar en la autoestima requiere de una exploración constante de los juicios y actitudes, pero no desde el juicio sino desde la aceptación, del cambio amoroso hacia sentirse y ser mejor. Desgraciadamente el disfraz de víctima trae muchas recompensas, a veces nos dejamos engañar porque resulta más cómodo culpar que hacerse responsable, sin embargo la victimización eventualmente deja de dar servicio y comienza a cobrar facturas, sobre todo de infelicidad y deseos de alejamiento de los del alrededor.  Entonces si iniciamos  cambio hacia una mejor perspectiva de lo que somos y lo que queremos la insatisfacción podrá empezar a desaparecer, no como acto de magia, simplemente centraremos nuestra atención en lo que seamos capaces de proveernos y así dejaremos de ver lo que hacen o no hacen los demás. Es decir, que si te quieren o no te quieren pasará a segundo o tercer plano y poco a poco te volverás autosuficiente emocional, que no es lo mismo al egoísmo en lo absoluto.

 

Twitter @reginakuri

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

15 de February de 2019 02:27
11 de January de 2019 12:00
20 de December de 2018 11:40
30 de November de 2018 12:38

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

You are here