¿México en paz?

You are here

Autodefensas: ¿Seguridad o criminalidad?

28/07/2017
00:00
-A +A

Los grupos civiles de autodefensa han sido provocados por la incapacidad del Estado para responder a la crisis de inseguridad que azota diversas regiones del país.

En México los movimientos de autodefensa datan del siglo XIX entre los pueblos indígenas y las comunidades rurales, algunos siguen vigentes como los guardias tradicionales seris y yaquis en el noroeste, producto de las largas guerras que libraron contra el gobierno mexicano en defensa de su territorio; en el sureste sobrevive la guardia tradicional maya que resguarda al territorio de Chan Santa Cruz, en el municipio de Carrillo Puerto, Quintana Roo, y proviene de la lucha de los mayas contra el colonialismo y la esclavitud.

La autodefensa ha sido el último recurso al que grupos civiles acuden para defenderse del gobierno, de caciques locales, de proyectos que atentan contra su patrimonio y de la delincuencia. Precisamente, el resultado de la llamada “guerra contra el narco” que inició el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y que continuó el actual mandatario Enrique Peña Nieto ha sido la pérdida de espacios por parte del Estado, espacios que ha ganado la delincuencia organizada; este vacío de poder motivo a que grupos de ciudadanos tomaran las armas ante la inseguridad y violencia que impera en sus comunidades.

 “Guerra” que se enfoca en 122 objetivos prioritarios, de los cuales ha detenido o abatido a 106 y que no ataca las finanzas de la delincuencia organizada obtenidas por delitos como el tráfico de droga, de armas, de personas, robo de hidrocarburos secuestro, extorsión y que explica en gran medida el crecimiento de los delitos de alto impacto en los últimos años y la alarmante crisis de inseguridad por la que está pasando el país. Investigaciones periodísticas y Lantia Consultores estiman que entre 2013 y 2015  en el país se ha registrado la presencia de 199 grupos entre autodefensas y policías comunitarios en 21 entidades.

Las autodefensas, más representativas, que dieron una visión amplia nacional e internacionalmente de lo que sucede en muchos lugares del país fueron las del estado de Michoacán en febrero de 2013 con José Manuel Mireles como líder y vocero; tuvieron presencia en 33 de los 113 municipios de la entidad durante los primeros meses de 2014. La razón de ser de estas autodefensas, en gran parte, cumplió con su objetivo de detener la violencia en sus comunidades y recuperar la seguridad; prueba de ello es que, junto a las fuerzas de seguridad del Estado, pudieron acorralar al grupo criminal de “Los Caballeros Templarios” y capturar a su máximo líder “La Tuta”.

Pero estos grupos enfrentaron el señalamiento de que algunos de sus miembros tenían vínculos con grupos de la delincuencia organizada, aunado a la incriminación entre los líderes de los grupos que generó rupturas, trajo consigo una confusión por parte de amplios sectores de la sociedad respecto a la licitud y la verdadera intención de algunos de sus miembros. En mayo de 2014 se creó la Fuerza Rural Estatal, ahora Policía Michoacán, como un cuerpo de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y se inició el proceso de transición a la legalidad de las autodefensas; no obstante, muchos infiltrados del crimen organizado se sumaron a este brazo policial.

En abril de este año, se le indicó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que deberá informar el número y la entidad de los cuerpos de defensa rural registrados en el país, así como el número de elementos que las integran de 2000 a 2016, por instrucción del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la información y Protección de Datos (Inai); debido a que un particular solicito dicha información mediante la Plataforma Nacional de Transparencia  y le fue negada argumentando que los datos requeridos se encuentran como reservados, porque su divulgación compromete la seguridad nacional, la seguridad pública o la defensa nacional.

Muchos de los integrantes de las autodefensas hoy están presos, sirven en la policía, pertenecen a algún grupo criminal, otros regresaron a sus actividades y muchos perdieron la vida. En el mes de mayo del presente año, 10 poblados del sur del estado de Guerrero, en la zona minera más importante de la región han formado un nuevo grupo de autodefensas, recibiendo el apoyo de las compañías mineras y de otro grupo de autodefensas formado tres semanas antes en la misma entidad. (municipio de Heliodoro Castillo). El último grupo de autodefensas fue el creado el mes pasado por un grupo de 20 empresarios con 200 efectivos en Quintana Roo para combatir a la corrupción sin armas.

El control de territorios por parte de la delincuencia organizada es una realidad, los enfrentamientos entre estos grupos criminales se da, al igual que los enfrentamiento directos contra las fuerzas policiales y militares, lo que harían como extremo final serian ataques terroristas a la sociedad civil, de los cuales ya hay muestras; el primero fue un atentado el 15 de septiembre de 2008 en Morelia, Michoacán, fueron 2 ataques con bombas de fragmentación contra la población civil, resultando 7 personas muertas y 132 heridas; el segundo fue el 25 de agosto de 2011 en Monterrey, N.L. cuando un grupo de criminales incendió el casino Royale, causando la muerte de 52 personas.

Este esparcimiento de grupos civiles de autodefensa conlleva una gran preocupación para la ya débil estabilidad y seguridad del Estado. Además de ser una violación a la Constitución mexicana, contar con grupos armados que no respondan a ninguna autoridad, puede generar mayor violencia e inseguridad; es necesario que las autoridades busquen las formas de fortalecer la presencia del Estado a todos aquellos lugares en donde bandas criminales o autodefensas han ocupado el vació dejado, precisamente, por las autoridades. El estado tiene la obligación de brindar seguridad a todos los mexicanos y no dejarla en manos de la sociedad civil.

 

Referencias:

- Covarrubias, A. & Cervantes, J. (29 de enero de 2013). “Grupos de autodefensas en México”. El Universal. Obtenido de http://archivo.eluniversal.com.mx/graficos/graficosanimados13/EU-Radiografia-Autodefensa/mapa_mexico.html

- Morales, A. (18 de abril de 2017). “Pide Inai datos de defensas rurales”. El Universal. Obtenido de http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/seguridad/2017/04/18/pide-inai-datos-de-defensas-rurales

- Ramírez, C, J. (18 de mayo de 20123). “Policías comunitarios, grupos de autodefensa y paramilitares”. La Jornada. Obtenido de http://www.jornada.unam.mx/2013/05/18/cam-grupos.html

- Redacción. (febrero de 2017) “Se niegan a morir autodefensas en México”. Zócalo. Obtenido de http://www.zocalo.com.mx/new_site/articulo/se-niegan-a-morir-autodefensas-en-mexico

- Redacción. (29 de mayo de 2017). “Un nuevo grupo de autodefensa surge en el sur de México”. El País. Obtenido de https://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/29/mexico/1496091002_210752.html

- Redacción. (20 de junio de 2017). “Empresarios de Quintana Roo crean grupo de autodefensas contra corrupción”. Animal Político. Obtenido de http://www.animalpolitico.com/2017/06/quintana-roo-crean-autodefensas/

- Suárez, C. (22 de enero de 2016). “Existen 199 policías comunitarias y grupos de autodefensa en México”. Tercera Vía. Obtenido de http://terceravia.mx/2016/01/existen-199-policias-comunitarias-y-grupos-de-autodefensa-en-mexico/

 

Juan José Rodríguez Chávez

Coordinador de incidencia delictiva del Observatorio Nacional Ciudadano

@JuanJoGiSa @ObsNalCiudadano

Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios