¿México en paz?

You are here

Calidad de vida, un concepto olvidado en La Laguna

En la Laguna entre los años 2010 y 2013 se contabilizaron 2,891 defunciones por homicidio doloso
13/06/2016
00:00
-A +A

La idea de calidad de vida tiene diferentes perspectivas, no existen criterios científicos rigurosos para medirla. Algunos estudios se centran en las condiciones sociales, en el bienestar psicológico, en el ingreso familiar, en la salud o en los temas económicos.

 

Lo cierto es que para medir cada aspecto se requiere de datos estadísticos para extraer conclusiones; además de valorar el aspecto subjetivo relacionado con la calidad de vida. Este último aspecto es muy importante, en donde en algunos estudios se ha visto que a pesar de que los índices objetivos de calidad de vida en un familia (salud, empleo, seguridad, vivienda, etc.) son técnicamente muy deficientes, paradójicamente sus ciudadanos se sienten muy felices y desafortunadamente esto ocurre con gran frecuencia.

La evaluación profunda del mejoramiento del bienestar es esencial para diseñar mejores políticas para una vida mejor.

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que agrupa a 34 países sugiere evaluar once aspectos de la vida para medir el bienestar de sus ciudadanos con el objetivo de promover mejores políticas públicas que mejoren el  bienestar económico y social de las personas. Los mexicanos están menos satisfechos con su vida según la OCDE, que les otorga una calificación de 6.2, cuando el promedio es de 6.5.

 

¿Porqué entonces es importante medir la calidad de vida? Porque con estos ejercicios se pretende que se tomen mejores decisiones y se atienda la solución de los problemas públicos, fomentando el bienestar de la ciudadanía y el fortalecimiento del estado de derecho para una vida digna, además se promueve una ciudadanía más consciente y participativa y un gobierno más efectivo, en resumen es entender las necesidades de la gente.

 

Recopilar toda esta información para construir los indicadores de calidad de vida no es una tarea sencilla, hay mucha opacidad y persiste una resistencia para transparentar toda la información pública a pesar de los grandes avances que se han tenido en materia de acceso a la información.

 

El vínculo entre delincuencia y desarrollo en la Laguna

Un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito[1] establece una clara relación entre el desarrollo y la delincuencia, en países con amplias disparidades de ingresos se tienen más probabilidades de ser afectados que las sociedades más equitativas y por el contrario, el crecimiento económico contribuye  a evitar los crímenes violentos.

 

En la Laguna entre los años 2010 y 2013 se contabilizaron 2,891 defunciones por homicidio doloso sin duda la peor crisis de inseguridad en la historia reciente, que propició una sequía de inversiones y paralizó la economía regional. Como evidencia podemos citar que la inversión extranjera directa per cápita en Torreón para el año 2008 se ubicaba en $207.00 dólares y para el año 2012 había caído a solo $63.00 dólares[2]. El coeficiente de Gini que mide la desigualdad salarial, se ubicó en el año 2010 en 0.4238 y se incrementó a 0.4520 para el año 2012 evidenciando también una mayor desigualdad en la distribución del ingreso en La Laguna. Basta con ver la siguiente gráfica en donde claramente existe una disminución de la inversión que se agrava a partir del año 2010 al 2014 y que coincide plenamente con las altas tasas de homicidio doloso.

La delincuencia al mismo tiempo es causa de la pobreza, y es que estudios recientes del CONEVAL reflejan que ésta se agudizó en el estado de Coahuila, al pasar de 775 mil personas (27.8%) en 2010 a 885 mil personas (30.2%) en 2014. Por otro lado si bien han llegado inversiones recientes a la región que posiblemente harán reducir la pobreza, se ha observado una alta concentración en los empleos con menos de tres salarios mínimos lo que podría complicar el dinamismo de consumo.

 

Puntos fuertes y débiles en términos de bienestar

El porcentaje de población con carencia por acceso a los servicios de salud en la Zona Metropolitana de la Laguna (ZML) se redujo de 34.4% a 18.4% entre el año 2000 al 2015[3]; pero en cuanto a infraestructura muestra un déficit en cuanto a camas censable[4], ya que se ubica en menos de 1.5 por cada mil habitantes, mientras el promedio de los países de la OCDE es de 4.9 por cada mil habitantes.

 

La Educación destaca como un punto fuerte, ya que la región registró 10.6 años de escolaridad promedio para el año 2015, a diferencia del promedio nacional que se ubica debajo con 9.2 años[5], además presenta una tasa de rezago educativo de las más bajas en el país. Afortunadamente hay gran potencial en los jóvenes, sobre todo entre 15 y 29 años de edad, que representan el 25.6% de la población de la ZML, lo que equivale a más de 300,000 personas[6], sin embargo ante la sobreoferta educativa, la escasa inversión y a la cantidad de egresados, año con año han tenido que migrar a otras regiones más prósperas contribuyendo así a la fuga de talentos[7].

 

La brecha entre las capitales de los Estados

Como lo mencionamos en nuestro informe anual del año 2015[8], los municipios de Torreón y Gómez Palacio concentran un alto porcentaje de delitos del fueron común en relación a los demás municipios de sus respectivos estados. Torreón aportó el 50% de las denuncias de robo con violencia y Gómez Palacio a su vez con hasta el 65%, cifras que van mermando la economía local y lastimando la percepción de inseguridad, pues en promedio el 70% de la población considera que vivir en la región es inseguro según cifras de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) que realiza el INEGI en 2015.

 

Lo anterior lo podemos correlacionar en la siguiente gráfica, con el bajo crecimiento del empleo formal en cifras del número de asegurados del Instituto Mexicano de Seguro Social.


(IMSS) de las capitales de los Estados de Coahuila y Durango respecto a los municipios de la Laguna. La brecha laboral se ha intensificado gravemente en los últimos seis años.

 

Este concepto de calidad de vida ha estado olvidado en La Laguna, si bien medirla puede ser discutible, no podemos negar que estos ejercicios enriquecen el debate en torno a mejorar políticas públicas y a vigilar el correcto desempeño de las autoridades, para construir una región más próspera, justa y democrática.

 

La transparencia de la información en las dependencias gubernamentales es de vital importancia si se busca generar políticas ciudadanas, siendo vigilantes de los recursos destinados para generar bienestar en los ciudadanos. Debe existir por tanto una inversión pública equitativa entre los municipios, en especial en los sectores que impactan de manera inmediata la calidad de vida tales como salud, seguridad, educación, vivienda, alimentación entre otras. Corresponde al Estado garantizar la seguridad pública que propicien condiciones de estabilidad, y que permitan atraer mayores inversiones extranjeras.

 

Es por lo tanto el objetivo de los autoridades, atender al ciudadano de forma integral, no empeñarse solamente con el crecimiento económico, sino creando las condiciones que satisfagan también sus necesidades materiales, sociales y ambientales.

 

 

Marco A. Zamarripa

Director del Consejo Cívico de las Instituciones, A.C.

@CCILAGUNAAC @zamarripa_marco @ObsNalCiudadano

 


[2] Cálculos del IMPLAN Torreón para el año 2008 y 2012

[3] Elaboración propia con datos de los censos históricos del INEGI

[4] Cama censable: es la cama de servicio instalada en el área de hospitalización para el uso regular de pacientes internos.

[5] Encuesta intercensal INEGI 2015, datos para Coahuila

[6] Encuesta intercensal INEGI 2015, datos para los municipios que conforman la ZML

Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios