Redes sociales “un medio para la seguridad”

1
OTRAS
02/09/2015
00:00
-A +A
Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
OTRAS

Hoy en día el papel que juegan las redes sociales es primordial para tener un acercamiento casi instantáneo con nuestro entorno, es decir, conocer casi de manera inmediata noticias, planear viajes, hacer pagos y compras, comunicarnos en tiempo real, publicar fotos y videos con nuestra ubicación actual. Es incuestionable que estos elementos tecnológicos han facilitado que muchas personas, organizaciones y empresas compartan ideas, conocimientos, sentimientos y gustos con distintas comunidades internacionales. Esto no es algo menor pues representa una ampliación de la difusión de acontecimiento, lo cual implica que difícilmente pueda ser censurado o acallado por determinados actores sociales.

Un estudio realizado a 1662 individuos de más de 13 años, por la Asociación Mexicana de Internet1 sobre los hábitos de los usuarios en México 2015 indica que un 84% de esta población se conecta a internet desde su casa, seguido del trabajo (42%), la escuela (36%) y un porcentaje considerable desde su dispositivo móvil (35%). El 85% de estas personas acceden a este servicio desde sus Laptops (68%), Smartphones (58%) y PC (54%), de este universo el 93% de los usuarios solo utilizan internet para conectarse alguna red social.

De acuerdo con el portal de estadísticas Stat Counter2las redes más utilizadas en México de julio 2014 a julio 2015 fueron Facebook con una participación de la población del 91.74% y Twitter con un 5.54%, seguidas de Pinterest (1.15%), Tumblr (0.46%), Google+ (0.41%), YouTube (0.23%) y Otras redes con una participación del 0.02% ¿Qué significa esto? Que una parte importante de la población en México está activa principalmente en dos redes de respuesta inmediata, -yo publico y en segundos ya tengo participación de mis “seguidores” con comentarios, likes, retweets, etc.

Ante dicha evidencia y considerando la coyuntura actual de seguridad, resulta pertinente cuestionarnos, ¿cómo se pueden utilizar y enlazar las redes sociales con el problema de delincuencia y el ejercicio de distintos tipos de violencia en nuestro país? Pongamos algunos ejemplos claros para aproximarnos a la respuesta de esta pregunta:

Caso 1. Circula por las redes un video de dos mujeres quemando un gato, a partir de ello en Twitter se crea el hashtag #LaQuemaGatos. Ante dicho hecho, ciertas instancias del gobierno de Aguascalientes toman el asunto en sus manos y multan a las agresoras adjuntando a este proceso una denuncia penal por maltrato animal.

Caso 2. “Maestra Carolina”, docente de una escuela primaria en Chimalhuacán, Estado de México, es expuesta por sus alumnos en un video que circuló en Facebook en el cual se puede observar y escuchar cómo insulta a los niños. Frente a dicha evidencia gráfica, la Secretaría de Educación del Estado de México se hace cargo del caso y la destituye de su puesto.

Caso 3. La reacción y organización de la sociedad tamaulipeca ante acontecimientos violentos a través de Twitter, pues mediante dicha red social se da aviso de los distintos enfrentamientos, balaceras o bloqueos que ocurren en la entidad a través del hashtag #Reynosafollow. Esto con la finalidad de que las personas eviten estar en esas zonas y salvaguarden su seguridad en la medida de lo posible.

Como estos hay otros casos donde la ciudadanía han hecho viral, videos y fotografías, como evidencia de denuncias contra servidores públicos en diferentes actos delictivos: pidiéndoles la típica “mordida” o para que “cooperen pal’ chesco”, siendo sorprendidos en flagrante abuso de su poder o simplemente no ejerciendo sus obligaciones como representantes del Estado. Sin embargo, pese a la potencialidad de las redes sociales es un hecho que en cierta medida han comenzado a ser censuradas y hasta diversos usuarios han comenzado a ser amenazados a través de estos medios.2 ¿Cómo podemos hacer que estos medios sean una voz sin censura para que los ciudadanos podamos hacer una denuncia?

Antes que nada debemos destacar que para que exista una comunión sana y fluida, es necesario que la propia autoridad reconozca la problemática denunciada y a su vez genere la construcción de la confianza a través del acceso a la información.

Pongamos otro ejemplo.

Y hablemos del caso de éxito de la policía española, que a través de su cuenta de Twitter implementa una comunicación con los usuarios, haciéndolos parte importante de la dinámica y trabajando en conjunto para vivir en una sociedad segura.

“La Policía utiliza Twitter para informar acerca de detenciones, actos delictivos que se están cometiendo, fraudes o timos para prevenir que los ciudadanos caigamos en ellos; resuelven dudas de los usuarios sobre si una determinada acción es o no un delito, cómo podemos denunciarlo; e incluso solicitando a los ciudadanos que presenten denuncias si han sido víctimas de alguna practica delictiva determinada”.4

Solo de esta manera, se pueden convertir estos medios digitales en un canal efectivo y funcional para la denuncia. Tanto autoridades como sociedad están en sincronía, comprometidas para trabajar en equipo dando pie al fortalecimiento de una comunidad protegida, retroalimentándose ambas partes para que sea más efectivo y confiable este medio, la organización y el colectivo.

En México, es evidente que hace falta mucho por hacer para que las redes sociales sean una herramienta eficiente y confiable para hacer una denuncia ciudadana sin convertirla en una noticia amarillista y que las autoridades tomen cartas en el asunto inmediatamente. Esto debe suceder sin que sea necesario convertirlo en trending topic, que un video tenga miles de vistas, que un post o foto tenga cientos de likes para que las autoridades correspondientes hagan algo al respecto.

En el portal de la Secretaria de Gobernación así como en las páginas de algunos gobiernos estatales, municipales y delegaciones se cuenta con una sección de denuncias ciudadanas. En estas las personas pueden anteponer su denuncia de manera anónima, sin embargo, este proceso queda en voz pasiva debido a que todo se lleva a cabo mediante mensajes y correos electrónicos. Esto implica que dependes de varios factores para saber del proceso y seguimiento que le dan a cada una de estas.

Existen otras instancias que cuentan con su propia aplicación, como la Secretaría de Seguridad Pública (Mi Policía), la Policía Federal (PF Móvil), el Gobierno de la Ciudad de México (066CDMX) y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJCDMX). En dichas herramientas puedes acceder a una sección de denuncias y en la mayoría de estas las respuestas son casi inmediatas y se mantiene una comunicación más dinámica, ya que utilizan el GPS de tu celular para ubicarte en tu posición actual y darle seguimiento a tu denuncia.

Por experiencia propia, puedo mencionar que las cuentas de Twitter especiales de algunas delegaciones o municipios son efectivas pues en estas existe la posibilidad de referir cualquier tipo de denuncia o queja ciudadana y se obtendrá respuesta  casi en tiempo real. Esto último es una ventaja significativa de dichas plataformas locales pues en muchos de los casos toman medidas mediatas comparándolas con las aplicaciones anteriormente expuestas.

El ONC y otras organizaciones de la Sociedad Civil estamos trabajando para que esta cultura de la legalidad sea un modo de vida, para que los ciudadanos vivan con seguridad y para que los gobiernos e instituciones que nos salvaguardan sean efectivas y competentes. Por ello muchas organizaciones hemos construido portales y herramientas digitales que facilitan al ciudadano a ser escuchados por las instancias correspondientes siendo un vínculo entre ellos y las autoridades, para que den seguimiento a sus denuncias y fortalecer la investigación de estas.

Si bien hace falta mucho por hacer, estamos seguros que si la sociedad civil se organiza y se mantiene constante, la denuncia ciudadana a través de estos medios digitales, será como en el caso de España, un medio efectivo y confiable para resolver y mitigar los delitos en gran medida.


1AMIPCI 2015, 11º estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México 2015.  Disponible en: https://www.amipci.org.mx/es/estudios

2StatCounter, Social Media: Desktop, Mobile, Tablet & Console. StatCounter Global Stats Top 7 Social Media Sites in Mexico from July 2014 to July 2015. Disponible en: http://gs.statcounter.com/#all-social_media-MX-monthly-201407-201507-bar

3 Redacción 2014, Colaboradora de “Valor por Tamaulipas” sufrió amenazas antes de ser asesinada. Disponible en: http://www.proceso.com.mx/385068/2014/10/17/colaboradora-de-valor-por-tamaulipas-sufrio-amenazas-antes-de-ser-asesinada.

Redacción 2014, Tuiteros y otros internautas afrontan cada vez mayores riesgos: RSF. Disponible en: http://aristeguinoticias.com/1810/mexico/casos-de-activistas-en-internet-amenazados-o-asesinados-en-mexico/

4 Ángel Martínez de la Mata. Policía Nacional en redes sociales: a la caza del FBI en seguidores de Twitter. Disponible en: http://blogthinkbig.com/policia-nacional-redes-sociales/


Víctor Hugo Amozurrutia Zavala

Director Creativo – Observatorio Nacional Ciudadano

@vamozurrutia @ObsNalCiudadano

Comentarios

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

¿México en paz?

You are here