Mirada Universal

Se encuentra usted aquí

Muchas voces, poco encuentro

Como parte de la celebración de los 10 años de Luz Portatil en el Centro Cultural Bella Época se convocó a una mesa de debate, bajo el tema de la La Bienal de Fotografía. Los ponentes, Beatriz Díaz, Itala Schmelz, Mauricio Alejo, Gustavo Prado, JJ. Díaz Infante, Ulises Castellanos y Pedro Tzontémoc.
06/03/2017
08:01
-A +A

Por Juan José Díaz Infante*

 

Necio: aquel que insiste en su ignorancia.

 

"Como no nos invitaron a las mesas de discusión organizadas dentro de la Bienal, nos invitamos sólos." Fueron las palabras de Pedro Tzontémoc.  "Gracias por venir al Centro Cultural Bella Época" continuó. 

 

Una locación alternativa, la fotografía se vuelve ahora un arte alternativo. Muchas voces, poco diálogo. Pedro, fue anfitrión de un evento, ejemplo de cómo debería de organizarse un diálogo. Abierto al público, los ponentes preparan sus charlas y exponen sus puntos de vista aunque sean diametralmente opuestos.  

 

Organización alternativa, pero al final una organización profesional, bendita palabra, de una manera cortés se invitó a Mauricio Alejo, Itala Schmelz y Beatriz Díaz. No para estar de acuerdo con lo que se íba a decir en la reunión o lo postulado, sino como una cortesía profesional. Para exponer sus puntos de vista. Inclusive se permitieron intervenciones del público que fueron muy largas y desatinadas, sin embargo de eso se trataba el asunto, de poner los argumentos sobre la mesa.  

 

Pareciera que lo único que evoluciona es el arte contemporáneo y las artes están muertas. 

 

Mauricio Alejo, lo que entendí que dijo fue que alguien como Castellanos que desconoce los códigos no puede interpretar una exposición como la del Centro de la Imagen. No estoy muy seguro si es adecuado que el argumento de defender algo es que no se conocen los códigos. Siento que la lectura de esta exposición  especificamente, no puede ser que necesite un letrero escrito en la entrada de disclaimer, "si usted desconoce los códigos no entre o no pida explicaciones". 

 

Me queda la reflexión de cómo puede uno, al leer ese letrero,  acreditar que sí se conocen los códigos y opinar sobre la exposición. De manera más simple, los códigos no fueron explicitos en la ficha, y esta muestra es una navegación en la incertidumbre, es como un ejercicio de confianza ciega.

 

SIn embargo la misma estructura o falta de estructura me permite decodificar lo contrario, ante la fragmentacion de la informacion y la falta de información y el capricho curatorial, me permite a mi espectador también opinar que les falta información, armar la información a mi capricho y por ende opinar de cualquier manera, opinión positiva o negativa, igual de arbitraria que la curaduria. 

 

Beatriz Díaz dijo "Yo no estoy agraviada". Asumo para ella las palabras de Pedro Tzontémoc fueron invisibles, "nos hubiera gustado ser invitados", es una manera amable establecer que si hay un mínimo agravio de principio. Otro posible agravio podría ser cuando Yvonne Vanegas declara en la radio, como jurado de la Bienal que el propósito de la Bienal era generar una provocación a los fotógrafos puros y duros y que todo iba de maravilla y que lo que estaba sucediendo era exactamente el propósito de la Bienal. Declaración que se contrapone un poco a lo que declaró Itala en la mesa diciendo que se publicaban mentiras sobre la Bienal. Realmente me sorprenden estas dos posiciones encontradas, cuando Yvonne habló riéndose que las reacciones de los fotógrafos era lo que esperaban, yo asumí que si esto era el resultado esperado, todo iba viento en popa, inclusive una invitación a explorar todos los argumentos. 

 

Ulises Castellanos declaró, "busquemos una reconciliación". Francisco Mata, desde el público le centró otro balón a Itala, la cual decidió ignorar a los dos. Igual me sorprendio la co-curadora de la Bienal, Amanda de la Garza, cuyo comentario no coincidio con el de Yvonne. Resulta que la provocación no era la lectura correcta de la exposición. Sin necesidad de plantear más ejemplos es evidente que esta Bienal no se leyó como se debía de haber leído. Si no hay agravio de dónde sale el término de "ruptura".

 

No hay necesidad de enfrentar la fotografía con el arte contemporáneo. Otra ficha incompleta que Gustavo Prado definió vistuosamente con 100 transparencias en menos de 15 minutos, el término "ruptura" no puede ser usado por la institución hacia la comunidad. Es un concepto usado incorrectamente. Amanda se refirió a Castellanos como responsable de daño moral a los artistas. Cuando hay tantas versiones de la misma Bienal creo que hay que generar una distancia y verla en perspectiva y establecer ya por fin quién es el responsable de la Bienal.

 

Juan José Díaz Infante*

Alias El Nitrato de Plata. Artista Multidisciplinario.

Nuestra tarea diaria será ofrecer aquí al futuro autor audiovisual y al público en general, así como a los fotógrafos en activo de habla hispana, un nuevo territorio de debate, reflexión, aprendizaje...
 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA