Suscríbete

¿Quién protege al fotoperiodista?

Bajo la libertad de expresión, se estipula que cualquiera puede fotografiar sin restricciones en espacios públicos
OTRAS
22/09/2016
00:18
-A +A
Nuestra tarea diaria será ofrecer aquí al futuro autor audiovisual y al público en general, así como a los fotógrafos en activo de habla hispana, un nuevo territorio de debate, reflexión, aprendizaje...
OTRAS

Por Laura Garza

Citlali Granados Cid, se llama la reportera de Tiempo en Oaxaca quien cubría los disturbios “habituales” de la Coordinadora  Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con su cámara fotográfica en pleno centro de dicha ciudad, y quien fue agredida física y psicológicamente a pesar de su embarazo visible, para borrar las fotografías tomadas sobre el movimiento.

Bien dice, James Nachtwey que la tarea diaria de un fotoperiodista es contar la verdad, pero  sabemos bien que no muchas veces es posible.

En México toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión, así lo redacta el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, sin embargo, el grupo de la Sección 22 de la CNTE pareciera que solo toman el estatuto a su favor.

En estos últimos meses, se han emitido más de una decena de denuncias de periodistas agredidos por estos personajes a la hora de hacer su trabajo de informar para sus distintos medios de comunicación.

Mi pregunta y seguramente la de muchos es ¿quién defiende al fotoperiodista en este tipo de agresiones? 

Dado que nuestro país no está excento de aparecer en el barómetro de las violaciones de la libertad de prensa de la organización internacional de Reporteros sin Fronteras, aparecemos durante este año con nueve periodistas muertos, de los cuales no han recibido la misma exposición mediática. Unos porque no son de “la capital”, otros porque nunca han sido parte de las marchas antisistema,  y algunos más porque no les resultan atractivos a algunas ONGs ubicadas en la Ciudad de México.

Más allá de lo que digan los Derechos Humanos, existen distintas reglas y códigos de ética que todo fotoperiodista y los medios (como responsables de estos) tienen claro.

Por ejemplo, a nivel internacional se sostiene que el fotoperiodista y los que manejan la producción de notivias visuales deben de trabajar bajo un ambiente en donde no se saboteen intenionalmente sus esfuerzos profesionales, y que deben de esforzarse en divulgar lo que es de interés público.

La Asociación Nacional de Fotoperiodistas (NPPA) en Estados Unidos se encarga de defender y de hacer valer el reconocimiento del trabajo diario de los fotoperiodistas.

Y en México, ¿quién?

¿Quién ha investigado el caso de Elidio Ramos Zárate, del Diario Independiente El Sur del Istmo, en Oaxaca quien fue asesinado brutalmente en Juchitán? ¿Cuántas marchas se han organizado para saber por qué?

Bajo la libertad de expresión, se estipula que cualquiera puede fotografiar sin restricciones en espacios públicos,  como en la calle Guerrero que fue lo que hizo Citlali. No existe una ley que diga que “NO”.

Es bien sabido, que en cualquier manifestación pública no hay restricciones. Uno lo asume cuando decide salir a las calles con más personas.

Lo que hacen estos “tipos” de la CNTE debe de ser parado, debe de ser castigado, no con diálogos, no con vetos mediáticos, sino con la ley.

El fotoperiodista que trabaja para un medio de comunicación, debe de ser protegido por las leyes mexicanas, por las ONGs, por sus mismos medios.  Citlali está embarazada, se resguardó en un local del que no pudo estar más de 5 minutos por amenazas violentas.

¿Y entonces?

Me gustaría preguntarle a las organizaciones que se tachan de “defensoras de la libertad de expresión” en nuestro país, ¿qué hacían ayer con la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jackson y no emitiendo un comunicado sobre los acosos y maltratos a los fotoperiodistas en Oaxaca?

Es una pena que hasta dichas organizaciones actúen bajo el activismo antisistema y no ante la defensa de los derechos de los periodistas afectados, que para eso, algunas reciben donaciones y presupuesto extranjero.

Este año: Pedro Tamayo Rosas, Manuel Santiago Torres González, Anabel Flores Salazar, Zamira Esther Bautista, Francisco Pacheco Beltrán, Reinel Martínez Cerqueda, Moisés Dagdug Luztow, Marcos Hernández Bautista y Elidio Ramos Zárate, deberían de ser suficiente morivación para trabajar y defender los derechos de periodistas y fotoperiodistas.

Gracias a Dios, que Citlali y su bebé no se suman, porque quizá hubieran pasado al olvido.

 @lauragarza

Foto: EpochFoto

--

Laura Garza es fotógrafa y directora creativa de Círculo Rojo.

Ha sido editora de CIRCO en Récord Monterrey, PLAYERS OF LIFE, editora de fotografía del semanario Clase del diario El Universal, revista Quién y del Presidente Enrique Peña Nieto.

Profesora de Fotoperiodismo y Comunicación Transmedia. Actualmente dirige proyectos de difusión, estrategias de contenido y comunicación digital.

 

 

 

   

 

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

04 de December de 2018 11:11
20 de November de 2018 08:42

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Mirada Universal

You are here