Mirada Universal

You are here

Eniac Martínez, nueva exposición en México

El fotógrafo Eniac Martínez inaugura este 16 de Marzo la exposición Ríos, la cual presenta su más reciente proyecto donde paso seis años fotografiando los ríos más grandes de México
04/03/2016
00:00
-A +A

El fotógrafo Eniac Martínez  inaugura en el Centro de la Imagen este 16 de Marzo próximo la exposición titulada Ríos, la cual presenta su más reciente proyecto donde paso seis años fotografiando los ríos más grandes de México, a la exposición le acompañara un ciclo de actividades paralelas, como talleres, conferencias y mesas de dialogo. Aquí un dialogo que sostuvimos entorno a la fotografía sus actuales proyectos.

¿Por qué elegiste la fotografía? Porque tú eres músico, tienes mucha influencia de otras artes, de otras disciplinas, porque te gusto la fotografía, porque no el cine, porque no seguiste en la música?

 Todo me vino cuando me fui a vivir a Cuba en el 81 y era músico, era cuando paso… cuando entran con un camión grande y rompen las puertas de la embajada de Perú, en la Quinta Avenida, en lo que era Puerto Mariel, de donde salen todas las lanchas, lanchitas, en el 81, y yo estaba estudiando seis horas guitarra, y me estoy perdiendo todo lo que era este movimiento y cosas, que era una vorágine de imágenes, porque la gente que decía que se iba a ir la apedreaban, le echaban huevos, la pintaban, todo sucedía con una velocidad, realmente vertiginosa, entonces me lo estaba perdiendo, yo estudiando, ahí en la universidad estaba tocando bastante bien la guitarra, pero por un lado, sentía que me estaba perdiendo lo que estaba sucediendo en ese momento, y se me quedo muy grabado esto de lo que es vivir los momentos, y cuando la historia te toca, cerca, y como crear tú, tu propia historia, dentro de esa historia que está sucediendo. Entonces, yo me regreso a estudiar artes plásticas, pero me pasaba exactamente lo mismo que con la música, estaba ahí encerrado, pintando, pero sentía que afuera estaba pasando lo mismo, que me estaba perdiendo lo que mí me gusta, que es la calle, entonces, cual es el medio en el que yo me podía expresar, en ver esa calle, meterme a mundos, en los cuales yo no hubiera entrado, sino hubiera sido por la fotografía, dije, de aquí soy, y son cerca de 30 años, o quizás un poquito más. Una vez me preguntaron en una entrevista, para ti, dime en una palabra que significa la fotografía, y yo dije viaje, Juan Villoro decía, uno de los misterios de la realidad, es que sucede lejos.

¿Y tras 30 años así, te sigue gustando la fotografía, tienes ese mismo entusiasmo que tenías hace 30 años?

Por supuesto, la sigo viendo de la misma manera.

Hiciste un librazo que es el del camino real, en que pasaste muchos años viajando, recorriendo, caminando, ahora estas presentando Ríos, un nuevo proyecto, tu último proyecto. Pero digamos cuando estas ya enganchado en el proyecto, ya no te puedes salir, ya es más fácil, o por lo menos ya estás ahí, y ya no te quieres salir de ahí, pero como fotógrafo, ese momento como inicia, como un buen día dijiste, quiero hacer el Camino Real, yo quiero fotografiar eso. O como dices un día, quiero hacer los ríos, como bien dices, no tienes nada claro, empiezas a trabajar, y se va construyendo en el camino la película o la historia, pero como dices, quiero fotografiar el camino real, o quiero empezar a fotografiar los ríos.

Yo empecé con este proyecto… o sea, empecé con una idea vaga de lo que yo quería hacer, de hecho hay una frase que yo le copie  a Robert Frank, que dice, que está empezando un proyecto, que no sabe de qué se va a tratar, y él ha hecho los mejores libros de fotografía que han existido, y el empezó con lo que es el foto reportaje, como tal, entonces yo empecé un poco con esto, sin saber, teniendo como una dirección, pero sin saber que exactamente quería hacer, porque si tu partes de ideas predeterminadas, también te limitas mucho a poder hacer un trabajo más completo, y a poder dejarte llevar por lo que estás viviendo, entonces, después de tres años de trabajo, de estar como en la dirección correcta, porque yo sabía que es lo que quería hacer, como una relación de vida y muerte todo el tiempo, y eso me rezumbaba en la cabeza, vida y muerte, vida y muerte, este, hasta que de repente, un día, me cayó en la cabecita, en uno, dos, tres, que lo que yo estaba haciendo era la vida del río, era la vida del hombre en el río, la muerte del río, y la muerte que causa el río, entonces con esos cuatro ejes ya tenía más claro, mucho más claro que era realmente lo que yo quería trabajar.

Eso me lleva a hacerte una pregunta, con lo que me estás diciendo, crees en la frase de Pablo Picasso, de que la inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando.

Por supuesto, yo soy el más ferviente creyente de eso, o sea, Si tú no estás trabajando todo el tiempo, y es lo que le digo a la gente, la inspiración no es, hoy salgo y estoy inspirado, no, un trabajo constante, de todos los días, estar pensando imágenes, y estar todos los días trabajando.

Creo personalmente, que fortaleciste un estilo, muy fuerte, en la fotografía panorámica, blanco y negro, nacional, muy pocos fotógrafos en México trabajan en ese estilo panorámico, que tú lo enfatizaste mucho en Camino Real, pero luego, con ríos, dejas ese estilo, o te despegas, y haces color, yo nunca te había visto un libro en color, por ejemplo, creo que no lo habías hecho, y haces color, cambias de formato, y empiezas a combinar otros formatos panorámicos, en blanco y negro, en color, en seis por seis, es un proyecto más arriesgado, siento yo, más ambicioso, y una vez me decías que esto lo planteaste como un reto para ti, como si estuviera ya en un estado de comodidad, dominando este estilo, y te fuiste a buscar el reto, eso me parece algo muy interesante, y arriesgado ¿te sientes bien con eso?, ¿te sientes bien con el resultado?, ¿te sientes bien al haber ido a buscar esto?

Mira, yo me siento muy contento, o sea, siempre hay una parte que te queda de decir, pude haber hecho algo más, pero nunca se va a acabar un proyecto, eso me queda en la cabeza, y que bueno que preguntas, ¿lograste lo que querías?, en cierta medida si, en cierta medida, o sea, yo no puedo decir de ninguno de mis proyectos que sea terminado… o sea, esa palabra no funciona en mi cerebro, que sea un libro perfecto, es un acercamiento, a un tema determinado, de la mejor manera que yo lo puedo hacer, que yo lo pude hacer, y yo siempre digo una cosa, así como no hay la “unicamara”, no puede ser todo así, yo creo que hay que salirte de este mundo de confort, es que esto yo lo sé hacer, y lo voy a seguir haciendo de esa manera, a decir, que tal si hago otra cosa, porque si no se vuelve lo preguntabas hace ratito, ¿te sigue gustando la fotografía?, si, cuando presente un nuevo reto para mí, o sea, el proyecto nuevo, el proyecto que sigue, porque yo, primero voy paso a pasito, primero tengo que dedicarle todo este año al proyecto de ríos, y a la culminación, y a dar mis platicas, a que el libro se haga con el formato que yo quiero, bueno, a todo esto voy a estar dedicado en el año.

¿Y qué te dejo fotografiar los ríos?, que parte es la que más te haya gustado, que a lo mejor no es algo fotográfico, como tú dices, hay muchas cosas que no salen.

Mira, cada proyecto me deja, me da mucha energía, me deja sin duda un aprendizaje, que no tenía, yo no sabía, sí todo mundo cruza un río, todo mundo va un río, pero me deja esto una experiencia vivencial, sensorial, muy grande, y además poder tener una opinión sobre un tema determinado, esto es lo que hice en seis años, caminatas de 10 o 15 klms, en la selva, en el monte, en no sé qué, meterte al río, a la frontera, a la otra frontera, o sea me deja, una cantidad de vivencias que las tengo ahorita mi cabeza, brutales. Y digo, si soy capaz de esas, y digo, esas vivencias son mías y las tengo en mí, son parte de mí, son parte, como mis brazos, son vivencias que realmente me quedan, y soy capaz de trasmitir, algo de lo que viví, en el libro, que voy a presentar en marzo, es una misión de vida.

¿Y tienes ya como otro proyecto en el mira, o todavía no?

So.

¿O sea, ya estás pensando en otro?, entonces no quieres quedarte quieto, quieres seguir haciendo proyectos, es algo, que todavía tienes esa intención y ese entusiasmo. Te vez trabajando en otro proyecto, te ves haciendo otro libro, te vez otra vez en la Expo.

Yo siempre… hay una anécdota que es muy buena, de este gran director Herzog, que hizo Fitzcarraldo, Aguirre, la ira de dios, y tiene un documental que se llama, mi enemigo intimo, que es un documental de cómo peleaba a punta de pistola, con Klaus Kinski, que se odiaban, pero se querían, el cada que hacia una película decía, no voy a llamar a Klaus Kinski, pero de repente decía, pero él es el que me va a dar lo que yo quiero, y lo llamaba, ja, y no sé si fue en Aguirre o en Fitzgerald, y a punta de pistola, no te vas de aquí, y yo digo, cada que voy a hacer un libro digo, puta!, ahí voy de nuevo, porque ya lo dije hace unos momentos, aquí es un país, una ciudad, donde los fotógrafos tenemos que hacer absolutamente todo.

Y bueno Eniac, ya terminando, qué consejo le darías a los jóvenes fotógrafos, y no tan jóvenes, que sientes que hace falta en la fotografía de México.

Yo les diría, cuidado con la velocidad, porque la velocidad… los accidentes más terribles suceden en las auto pistas más rápidas, o sea, una cosa es que tú puedas hacer todo, la inmediatez del medio, y otra cosa es que tengas algo que decir con ello.


http://eniacmartinez-rios.com

Nuestra tarea diaria será ofrecer aquí al futuro autor audiovisual y al público en general, así como a los fotógrafos en activo de habla hispana, un nuevo territorio de debate, reflexión, aprendizaje...

Comentarios