La seguridad alimentaria y nutricional: un derecho de todos

Hablar sólo de la seguridad en alimentos ya no es suficiente, éste también debe abordar el tema de la seguridad al agua también
OTRAS
29/09/2015
00:00
-A +A
La Alianza por la Salud Alimentaria agrupa un conjunto de asociaciones civiles, organizaciones sociales y profesionistas preocupados por la epidemia de sobrepeso y obesidad en México, que afecta a la...
OTRAS

De acuerdo a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO 1996) y al Comité de Seguridad Alimentaria (CFS, 2012),   la seguridad alimentaria y nutricional se considera cuando “todas las personas tienen en todo momento acceso físico, social y económico a alimentos inocuos, cuyo consumo es suficiente en términos de cantidad y calidad para satisfacer sus necesidades y preferencias alimentarias, y se sustenta en un marco de saneamiento, servicios sanitarios y cuidados adecuados que les permiten llevar una vida activa y sana”. La definición de este término ha tenido varias  modificaciones, desde 1996, quedando esta definición como resultado de una segunda revisión en la Declaración de la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria en  el 2009, donde se resalta el acceso social 1. La seguridad alimentaria se aborda integrando a la nutricional, que se define como “un estado nutricional adecuado en términos de proteínas, energía, vitaminas y minerales para todos los miembros de la unidad familiar en todo momento”; que se enfoca al consumo y biodisponibilidad de los alimentos que se consumen de forma individual o familiar (Quisumbung y cols., 1995).

Sin embargo, hablar sólo de la seguridad en alimentos ya no es suficiente, éste también debe abordar el tema de la seguridad al agua también. Así pues, los componentes de  éstas deben ser:

  1. Disponibilidad: En el lugar o región donde se produzca
  2. Estabilidad: Tiene mucha relación con el clima y sus efectos que pueda tener
  3. Acceso y Control: Que se refiere a que las personas tengas acceso ya sea físico o económicos a los alimentos
  4. Consumo y utilización biológica: Que esté libre de bacterias o virus y por ende lo que se consuma no genere ningún daño y toda persona logre el propósito de crecer y desarrollarse con una alimentación adecuada.

Cada una de estas características y descripciones de la seguridad alimentaria, nutricional, y del derecho al agua, se hacen evidentes cuando no se tienen acceso a ellos, esto suele suceder en su mayoría en la población más vulnerable como son: niños, desplazados,  poblaciones sin acceso o derecho a una educación, personas que viven en zonas contaminadas o sin accesos a servicios públicos o a un agua potable.

Siguiendo con el abordaje del derecho la seguridad alimentaria y acceso al agua es importante mencionar que  México cuenta con una guía alimentaria “el plato del bien comer” y la “jarra del buen beber” ambas herramientas  coadyuvan con la promoción de un consumo responsable y basado en información.

Se tiene conocimiento que el aporte energético proveniente de bebidas azucaradas, en mayores de dos años de edad, se ha incrementado de 100 a 300 kcal, en diferentes grupos de edad y sin diferenciar por sexo. Se tiene evidencia suficiente que el consumo de bebidas azucaradas en forma de jugos o refrescos procesados, cuyo aporte al día es de 450 kcal,  se asoció con una mayor presencia de obesidad.

Abordar el consumo de bebidas azucaradas, desde la seguridad alimentaria y nutricional, genera y permite un abordaje complejo de los riesgos e impactos a la salud, de las  enfermedades conocidas como crónicas degenerativas (diabetes, hipertensión), que suelen estarse presentando en la población.

La “jarra del buen beber” en la imagen 1, muestra que la cantidad de líquidos consumidos al día deben ser de 6 a 8 vasos de agua, por el contrario refrescos y jugos no deben beberse ya que no son necesarios para nuestro cuerpo.

Lograr una seguridad alimentaria y nutricional es un reto y un llamado a la acción, por lo te invitamos a profundizar más en el tema, una oportunidad es este próximo 16 de octubre, que se conmemora el día mundial de la alimentación con el lema: Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural.

Tener una seguridad alimentaria y nutricional, se debe dar en primer lugar con una adecuada educación en nuestra población de forma que se pueda genera un consumo responsable basado en conocimientos y en lo que la investigación o ciencia se genera.

 

 

 

Comité de Seguridad Alimentaria (CFS). (2012). En buenos términos con la terminología. Disponible en: http://www.fao.org/fsnforum/sites/default/files/file/Terminology/MD776S%...

Fecha de acceso: Marzo de 2015)

 

FAO. (1996). Seguridad alimentaria. Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Disponible en: ftp://ftp.fao.org/es/ESA/policybriefs/pb_02_es.pdf 

Fecha de acceso: Marzo 2015

 

Quisumbung, A.R. y cols. (1995). Women: The Key to Food Security. IFPRI Food Policy Report. Washington D.C. Citado en Kennert, K., ed., 2005. Achieving Food and Nutrition Security. InWEnt Feldafing. GTZ Eschborn y DWHH Bonn.

Comentarios

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Alianza por la Salud Alimentaria

You are here