Opinión

José Manuel Salazar Xirinachs

José Manuel Salazar Xirinachs, nacio en 1953 en Costa Rica. Antes de asumir la Dirección Regional para América Latina y el Caribe, desempeñaba el puesto de Director General Asistente para Políticas de la OIT, en la sede central de la Organización en Ginebra. Salazar ingresó a la OIT en el 2005 como Director Ejecutivo del Sector Empleo con sede en Ginebra, Suiza, con nivel de Director General Asistente, con responsabilidad global sobre el trabajo de la Organización en el tema de la promoción del empleo. Su trabajo en la sede de la OIT abarcó áreas como las políticas de empleo, el desarrollo de empresas, la formación vocacional, el análisis de los mercados laborales, los servicios de empleo, la transición de la informalidad a la formalidad, la relación entre comercio y empleo, la promoción del empleo juvenil, y temas relacionados. Antes de ingresar a la OIT desempeñó de 1998 a 2005 el puesto de Director de la Unidad de Comercio de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, unidad que funcionó junto con el BID y la CEPAL como Secretaría Técnica de las negociaciones para crear el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). De 1997 a 1998 José Manuel Salazar fue Ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, periodo durante el cual le correspondió ejercer la Presidencia del proceso del ALCA. El nuevo Director Regional de la OIT tiene una Maestría en Desarrollo Económico y un Doctorado en Economía en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, y ha desarrollado una importante actividad académica. Es autor de numerosas publicaciones, la última de ellas la coautoría de un libro de UNCTAD y OIT titulado Transformando economías: Haciendo que la política industrial funcione para el crecimiento el empleo y el desarrollo.