Opinión

Pedro Iturralde Torres

Cardiólogo. Instituto Nacional de Cardiologia “Ignacio Chavez”