Opinión

Ignacio García de Presno

Socio Líder de Infraestructura de KPMG en México