Opinión

Guadalupe Ponciano

Coordinadora del Programa de Investigación y Prevención de Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM