Opinión

Joaquín Guerra Achem

Vicerrector Académico y de Innovación Educativa en el ITESM