Opinión

Flavia Freidenberg

Investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM