La musa es la oscuridad

Honrar el pasado, inventar el futuro. Así se puede resumir la filosofía de Tudor, reflejada en el nuevo Black Bay Dark

Tiempo de relojes 30/08/2016 12:40 Yolanda Ruiz Ciudad de México Actualizada 08:35
Guardando favorito...

Tudor le debe gran parte de su notoriedad actual a la colección Heritage lanzada en 2010. Su diseño se inspira en los relojes más emblemáticos que la marca ha fabricado desde que Hans Wilsdorf —el también padre de Rolex— la creé, pero no son una copia sino una reinterpretación del pasado. La firma ha sabido combinar características de varios de esos mo- delos y adaptar las tendencias del mercado a su estética con una sabiduría envidiable.

mt5602_verso.jpg

El nuevo Black Bay Dark es el ejemplo más reciente de lo anterior y enriquece el catálogo con su propuesta All Black. La caja de 41 milímetros de diámetro está hecha de acero y acabada con un recubrimiento negro tratado con PVD (Physical Vapour Deposition). Un acabado mate satinado le confiere un estilo militar. El bisel giratorio unidireccional, también de acero y PVD negro, se completa con un disco de aluminio del mismo color.

m79230dk-0000_black_fabric_anthracite_f_xl_rvb.jpg

El Black Bay Dark retoma el diseño general y la esfera abombada de los primeros relojes de submarinismo de Tudor (el original fue la referencia 7922 de 1954). Otros detalles que ayudan a consolidar su apariencia retro son la corona, llamada Big Crown e idéntica a la del modelo 7924 de 1958 (lleva grabada la rosa emblemática de Tudor), y las agujas conocidas como snowflakes que, según la marca, se podían ver en los relojes entregados a gran escala a la Marina Francesa en los años 70. Un elemento más que conecta con el pasado de la marca es el triángulo rojo del bisel.

 

m79230dk-0005_black_95770dk_det_b_rvb.jpg

Hay una opción con brazalete de acero de nuevo con recubrimiento PVD y otra con correa de cuero envejecido. En ambos casos, el cliente recibe una correa adicional de tejido gris antracita confeccionada de forma artesanal por una empresa centenaria. Su mecanismo es el MT5602 automático manufacturado por Tudor, con 70 horas de reserva de marcha. El broche de oro es el certificado de cronometría COSC. Al tratarse de una pieza con antecedentes diver, es hermética hasta 200 metros.

Temas Relacionados
Tudor alta relojería relojería
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios