La tecnología amplía el universo sonoro con nuevos instrumentos

Arcontinuo es un claro ejemplo de cómo lo digital se enlaza con el arte para dar a los músicos nuevos horizontes para su creatividad

Otro instrumento es Seaboard RISE, elegido como uno de los productos más innovadores de la feria tecnológica CES de Las Vegas
Techbit 08/03/2016 11:55 GDA / El Mercurio Chile Actualizada 11:55
Guardando favorito...

Arcontinuo es un nuevo instrumento creado en Chile por un equipo multidisciplinario de la U. Católica. El músico se lo cuelga en el pecho tal como el acordeonista viste su instrumento y, luego, comienza a deslizar sus dedos por una superficie esponjosa que esconde un complejo sistema basado en magnetismo. Se enlaza con un computador, en el que se configura para que un universo de notas, tonalidades y sonidos emerja.

¿Cómo funciona? La superficie contiene imanes que interactúan con sensores magnéticos. Según la intensidad con la que se toque, los imanes se acercan a los sensores y producen un cambio de voltaje que el computador traduce en música.

El proyecto fue ideado por Rodrigo Cádiz, Patricio de la Cuadra y Álvaro Sylleros, quienes lideraron un amplio equipo. "Para generar los sonidos existen tres movimientos: horizontal, vertical y presión", dice Cádiz, quien es músico e ingeniero. "Bajo estas reglas, la persona configura el instrumento y crea sus propios acordes o establece la escala musical que desee".

El encargado de diseño, Álvaro Sylleros, dice que se buscó crear un objeto que otorgase libertad: "Queríamos acercar la interpretación a las personas para que la experiencia de tocar fuese más expresiva". Su diseño curvo se basó en varios estudios que datan de 2007, en los que se dieron cuenta de que las personas movían instintivamente sus brazos como un arco.

Se proyecta para este año la creación de ocho nuevos prototipos con miras a lanzarlos al mercado entre 2017 y 2018.

Así como Arcontinuo, hay varios ejemplos en los que la tecnología es la protagonista al momento de crear nuevos instrumentos. Uno de ellos es Seaboard RISE -fabricado por ROLI-, elegido como uno de los productos más innovadores de la feria tecnológica CES de Las Vegas.

Su aspecto es una mezcla de tableta digitalizadora Wacom con un teclado. Todo recubierto con una superficie afelpada y blanda al tacto, como si estuviera relleno de un denso gel en su interior.

Sus teclas se pueden tocar como si fuera un piano tradicional o bien se pueden deslizar los dedos hacia adelante o atrás para producir nuevas notas y distorsiones, lo mismo que jugar con las distintas presiones aplicadas en cada zona. En la CES, un músico pudo reproducir el sonido de un saxofón imitando las distintas intensidades que un saxofonista puede dar en su interpretación. Se sentía muy real.

Más expresivos

"El Seaboard es el primer aparato tecnológico musical que -en muchos años- realmente se siente como un nuevo instrumento. Es un reto sin fin, inspirador y emocionante", dijo de él Marius de Vries, productor y compositor que ha trabajado con Annie Lennox y David Bowie, entre otros.

Este y otros instrumentos pertenecen a una nueva tendencia conocida como "Expresión polifónica multidimensional" (MPE, por sus siglas en inglés), que amplía las posibilidades del conocido MIDI, sistema que permite conectar instrumentos a una computadora, o entre ellos. Varias empresas tecnológicas -entre ellas, Apple y Moog- trabajan en MPE, lo que permite que nuevos controladores e instrumentos sean más "expresivos" que los que existen hasta ahora. Lo que se pretende es conseguir un sonido digital más natural y menos "plástico".

Los avances tecnológicos también han llevado a mezclar la vestimenta con la música. Es el caso del Remidi T8, un guante creado por los italianos Andrea Baldereschi y Andrea Bulgarelli.

El dispositivo se enlaza con un computador o tableta y permite tocar cualquier superficie - una mesa, el muslo o una silla- como si fuera un teclado, obteniendo así los más diversos sonidos.

El cerebro de Remidi T8 es un brazalete que controla los ocho sensores que hay en el guante y que, además, determina la rotación de la mano, su altura y sus movimientos. Mezclando las inclinaciones y golpeteos se controla el tono, la reverberación, el eco, el tono y la temperatura del sonido. Estará disponible en septiembre.

 

Temas Relacionados
tecnología
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios