26 | MAR | 2019
Las personas piensan que cuando están frustrados o enojados mueven el mouse más rápido, pero en realidad lo hacen mucho más lento

Uso del mouse delata el estado de ánimo

15/12/2015
12:00
GDA / El Mercurio Chile
-A +A
La Universidad Brigham Young diseñó un programa a partir de observaciones en diferentes personas mientras experimentaban emociones negativas

La velocidad con que se mueve el cursor, el tipo de movimientos y la cantidad de clics que una persona realiza con el mouse mientras trabaja frente al computador pueden entregar pistas del estado de ánimo del usuario, según un estudio publicado ayer por la Universidad Brigham Young, en EU.

Allí, el profesor Jeffrey Jenkins diseñó un programa a partir de observaciones hechas en diferentes personas mientras experimentaban emociones negativas.

Así, determinó que cuando la gente tiene emociones como rabia, frustración o tristeza, tiende a ser menos precisa en el movimiento del mouse y mueve el cursor a velocidades diferentes.

"Opuesto a lo que se podría intuir, la gente piensa que cuando están frustrados o enojados mueven el mouse más rápido, pero en realidad lo hacen mucho más lento", dice Jenkins, quien trabajó junto a investigadores de Alemania, Hong Kong y Liechtenstein en su proyecto.

Asimismo, cuando los usuarios están alterados o confundidos, el mouse no sigue una trayectoria recta o ligeramente curvada. En cambio, los movimientos se vuelven irregulares.

Para Jenkins, la mayor aplicación de este programa -aún en desarrollo- es que los desarrolladores de sitios web serán capaces de adaptarse o mejorar contenidos que se asocian a más emociones negativas.

"Usando esta tecnología, los sitios web no serán más 'mudos' -dice Jenkins-. Estas páginas podrán ir más allá de solo entregar información, ya que podrán reconocer el estado de ánimo del usuario, lo que está sintiendo", y entregar contenidos que pueden ayudar a mejorar su situación.

"Tradicionalmente ha sido muy difícil identificar cuándo un usuario se frustra con el contenido de un sitio, llevándolo a no regresar a él", agrega el investigador.

En cambio, siendo capaces de reconocer una respuesta emocional negativa -a través de cómo mueve el cursor-, "podemos ajustar la experiencia y contenidos de ese sitio, para eliminar el estrés u ofrecer ayuda de alguna forma".

La idea también es extender esta tecnología al uso de dispositivos móviles, en donde los golpes fuertes o la presión en la pantalla reemplazan el movimiento del mouse.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios