26 | MAR | 2019

Es Noticia:

6
En la cuenca del Lerma-Chapala se han descubierto altos niveles de fluoruro y arsénico, además de radiación alfa (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Vigilan en Guanajuato zona con alta radiactividad

15/12/2015
03:20
Esteban David Rodríguez
-A +A
Secretaría de Salud visita casa por casa en el municipio de San José Iturbide. PVEM urge a investigar las causas del fenómeno en la zona de la entidad

[email protected]

La Secretaría de Salud de Guanajuato ha estado vigilando de cerca a las familias del municipio de San José Iturbide, al tener conocimiento de probable presencia de radiación en el agua potable de la región, informó Armando Pérez Cabrera, director general de Servicios de Salud en esa entidad.

“Hemos visitado casa por casa y hemos capacitado al personal médico para la identificación de signos y síntomas de todos los tipos de cáncer”, dijo el funcionario en entrevista con EL UNIVERSAL, al comentar la información publicada ayer en este diario sobre los indicadores de cáncer en esa entidad y su probable vinculación con el uso y consumo de agua contaminada por fluoruro, arsénico y radiación.

También como reacción al mismo texto periodístico, en el que se publicaron los resultados de un informe del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) en el que se certifica la presencia de radiación alfa en un pozo de agua potable del municipio señalado, Pedro Ávila Pérez, director de Investigación Tecnológica de esa dependencia gubernamental, indicó que ya se hacen más estudios en el afluente para determinar la pertinencia de ampliar los análisis a otros pozos.

El grupo parlamentario del PVEM en la Cámara de Diputados, tras las revelaciones de este diario, urgió a las autoridades estatales a investigar cuanto antes la causa que está generando la concentración de radiactividad y manifestó su preocupación por el hecho de que “los daños ya son visibles”.

Alerta. El director de Servicios de Salud del estado de Guanajuato, Armando Pérez Cabrera, indicó que los municipios de la entidad donde hay más menores de 18 años con cáncer son León, Silao, Guanjuato, Celaya, Salamanca, Irapuato, Cortázar, Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz. Estas son las localidades con mayor densidad poblacional del estado.

Cuatro de esos municipios coinciden con aquellos de los que informó este diario. Pérez Cabrera comparó las concentraciones de fluoruro, arsénico y la radicación con el cigarro: “Hay quienes fuman toda su vida y no tienen cáncer de pulmón; otros, en cambio, no fumaron nunca y se mueren (por ese padecimiento)”.

Detalló: “Tenemos un sistema de vigilancia epidemiológica desde los años 90. Llevamos a cabo diariamente, 24 horas al día, vigilancia epidemiológica de cualquier acontecimiento, desde bacterias, virus, intoxicaciones, y estamos vigilando muy de cerca a San José Iturbide. Hemos hecho visitas casa por casa y se ha capacitado a los médicos para la identificación de signos y síntomas, y a partir de la alarma que se ha dado, fundada o infundada, nosotros tenemos que responder”.

Señala que la incidencia de cáncer en la entidad es de 10.1 casos por cada 100 mil habitantes.

¿Y el de una población de menos de mil habitantes, como La Cantera, en San José Iturbide, donde ha habido ocho casos en los últimos tres o cuatro años, cinco de ellos fatales?, se le inquiere. “Sólo tenemos un solo caso y está en remisión”, aseguró.

Por separado, la dependencia informó a EL UNIVERSAL que en el primer semestre del año se capacitaron 375 médicos pasantes, así como 311 médicos y/o pediatras (del primer y segundo nivel de atención) y 113 enfermeras de las ocho jurisdicciones sanitarias que cubren el territorio estatal.

El fin, dice, es “detectar oportunamente signos de sospecha y síntomas de cáncer en menores de 18 años”.

La prevalencia en Guanajuato de este tipo de cáncer (menores de 18 años) es de mil 304 casos detectados de 2001 a 2015, de los cuales 585 son leucemias y 719 tumores sólidos. Del total, 56% se presenta en hombres y 44% en mujeres. La incidencia en lo que va de 2015 es de 97 nuevos casos, de los cuales 36 son de leucemia y 61 tumores sólidos.

Más estudios. El ININ ya colabora con Conagua en más muestras del pozo de la cantera, informó Pedro Ávila.

“Necesitamos hacer un mayor número de estudios, y Conagua se está coordinando con el Sistema de Alcantarillado y Agua Potable de San José Iturbide para ampliar los análisis, a cuatro o cinco muestras más, y ver si se confirman”, dijo.

Explicó que la porción radiactiva es de 25%, una de cuatro muestras.

¿Qué tan común es este tipo de hallazgos para una institución como la que representa?, se le preguntó.

“No es común este tipo de muestras —dijo—. De hecho, me atrevería a decir que en los últimos dos o tres años es la única muestra que ha salido por arriba de norma. Es la primera vez que encontramos un valor alfa total que supera la norma”, afirma.

“Lo primero que tenemos que hacer es ratificar que el pozo tiene esos valores y, al ocurrir eso, confirmar qué tan extenso es el acuífero, cuántos pozos están asociados, para verificar la extensión del problema. Es una alerta, efectivamente, pero necesitamos confirmarlo haciendo análisis a mayor detalle y entonces sí extender los análisis a mayor número de pozos”.

Vestigios contaminantes. Armando Pérez Cabrera dice que, a fin de cuentas, los funcionarios también son población, susceptibles de padecer los mismos males.

Arnulfo Montes de la Vega, ex alcalde de San José Iturbide, exhibe dudas al respecto. “Ellos saben qué está pasando, nosotros no tenemos los elementos, no podemos obligarlos (…) se van a dar cuenta cuando de verdad tengan enfermos en la familia, malformación congénita, deterioro de la inteligencia, retraso mental, deterioro de la salud, enfermedades como los cánceres, insuficiencia renal…”.

Montes de la Vega alerta sobre los planes oficiales de construir una autopista de la ciudad de Guanajuato a San Miguel Allende, que pasaría sobre una zona de vestigios arqueológicos otomíes. “Estaría de la Presa de Allende, unos cinco kilómetros hacia Dolores Hidalgo, pero el mayor riesgo no es la destrucción de la zona arqueológica, sino la apertura de las lomas aledañas, que según estudios están llenas de sustancias cancerígenas, por la desecación (erionita)”.

Jesús Sesma, coordinador de la diputación verdecologista en San Lázaro, demandó que las autoridades investiguen las causas de la radiación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios