Se encuentra usted aquí

México no es una narcoserie

Contar historias no genera crimen, presentar criminales como héroes, sí
23/07/2019
12:26
-A +A

México es la tierra del mariachi y del tequila, de playas, mar y arena, gastronomía excelsa y una geografía que lo mismo incluye montañas que valles y planicies, con todos los climas y oferta turística que va desde lo sacro a lo sustentable, de lo cultural a la vida cosmopolita y que enamora a sus visitantes con su hospitalidad.

Pero hoy, esta oferta mundialmente reconocida parece desvanecerse frente a la imagen de la cultura del narco, esa que atrapa la pantalla en la ficción, pero que la rebasa en la vida real.

Durante la instalación del Consejo de Diplomacia Turística, que presiden los secretarios Miguel Torruco Márquez de Turismo, y Marcelo Ebrard Casaubon, de Relaciones Exteriores, quién puso el dedo en la llaga:

"Hoy en día la imagen de México que se ve en casi todo el mundo son las series de narcos. Lo digo porque me lo han comentado Primeros Ministros y altos funcionarios del mundo. No nos hace ninguna justicia eso. Mucho vamos a tener que hacer en redes sociales. México tiene que promover otros guiones, se puede y se debe”, puntualizó el Canciller.

Y ahí abrió el debate.

Desde 2006, cuando Colombia lanzó al mundo la célebre serie “Sin Tetas no hay Paraíso”, pareció abrirle la puerta a las hoy llamadas “narco series”, producto de un estilo de vida conocido desde la década de los 40s en el siglo XX como la “narco cultura”, que tiene un lenguaje, estilo musical, códigos de vestimenta y conducta que son privativos de los miembros de cárteles y que han perdurado por décadas.

Hoy, ante el boom primero cinematográfico y musical, después televisivo que inunda el mercado, la narco cultura parece ser ya parte de nuestra identidad, especialmente en provincia en donde ya el narco convive directamente con la sociedad, y la industria de trasiego y distribución de estupefacientes parece ser la única opción para muchos jóvenes ante la falta de oportunidades.

De acuerdo a América Becerra, investigadora de la Universidad Autónoma de Nayarit, “su legitimación e institucionalización no se logra por las normas jurídicas y formales establecidas, sino por los imaginarios que se construyen alrededor del tráfico de drogas.”

Y ese imaginario es una vida de lujos, en la que los villanos se transforman en héroes que atrapan al espectador y lo idealizan, gracias a las producciones que han proliferado y mantienen patrones de un melodrama tradicional, con personajes estereotipados que reciben incluso el reconocimiento de la crítica especializada.

Pero, ¿son las narco series detonadoras de violencia?

Existen puntos de vista encontrados, una parte de la sociedad cree que estas series influyen en el creciente número de niños y jóvenes sicarios al mostrarles una vida de lujos excesivos, un camino fácil y no muestran el verdadero peligro que son los carteles.

La otra parte, argumenta que estas series son solo entretenimiento que muestra la cruda realidad de países que viven bajo la violencia generada por la lucha entre gobierno y carteles y no son el factor detonante de la violencia, ni de jóvenes sicarios.

Lo cierto es que estas narco series se han convertido en un entretenimiento popular y no sólo se identifica con un pueblo de menor nivel de educación que los productores saben explotar. El verdadero éxito de estas series radica en que van dirigidas a todo público. Al ser transmitidas en países donde el narcotráfico y la violencia son tan comunes, el público se apropia de estas series y las vuelve suyas.

Para muchos analistas, las narco series sí pueden influenciar a un sector de la población, especialmente en regiones en que es común convivir con el narco, pero tampoco son el verdadero detonante, ya que esto se atribuyen directamente a la falta de oportunidades educativas y laborales, la pobreza extrema y ausencia de valores.

Un claro ejemplo de difusión de las narco series es la plataforma de Netflix, que actualmente presenta en su catálogo 23 series y 11 películas que abordan el tema, en contraste con la televisión abierta que si bien las programa, no lo hacen en horarios infantiles y juveniles.

El Canciller Marcelo Ebrard dijo bien, necesitamos nuevos guiones para presentarnos ante el mundo.

Guiones que muestren los valores, tradiciones y atractivos del México que nos hace sentir orgullosos y que queremos compartir al mundo.
 

Paola Félix Díaz
Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística. Activista social. Fue diputada federal por mayoría en el Distrito 17 de la Ciudad de México. Egresada de la Universidad Anáhuac.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN