22 | MAR | 2019

Centro Médico Nacional 20 de Noviembre capacitará en cirugía robótica

30/12/2016
16:43
Redacción
-A +A
Será el hospital líder a nivel nacional en aplicación, se ejecutará en más especialidades y ya se capacita a cirujanos en el extranjero

Para este 2017, el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre será el hospital líder a nivel nacional en aplicación de la cirugía robótica, se ejecutará en más especialidades y ya se capacita a cirujanos en el extranjero.

A dos años de la primera cirugía robótica en el ISSSTE, el 20 de Noviembre ha capacitado a 13 cirujanos de 8 especialidades y subespecialidades quirúrgicas en el extranjero y ya suman 214 los pacientes beneficiados con el Robot Da Vinci, que cuenta con tecnología microquirúrgica de vanguardia.

Luis Ernesto Gallardo Valencia, director del Centro Médico, destacó que se ha logrado diversificar el aprovechamiento de este robot en las subespecialidades: cirugía general, urológica, bariátrica, oncológica, ginecológica, cirugía cardiovascular, urología oncológica y ginecología oncológica.

“Concretándose esta capacitación e iniciando el tratamiento de pacientes en estas áreas, el 20 de Noviembre se convertirá en el centro hospitalario del país con aplicación de cirugía robótica en mayor número de especialidades y subespecialidades”, apuntó. Añadió que ya se capacitan especialistas en coloproctología y cirugía pediátrica.

Las cirugías más exitosas en esta modalidad son la revascularización coronaria, que antes se hacía a corazón abierto y ahora a través del Da Vinci; y la cirugía de cáncer ginecológico, cáncer cervicouterino o endometrio, que antes se realizó mediante laparotomías que abarcaban todo el abdomen.

El Da Vinci tiene diversas aplicaciones, las más relevantes efectuadas en el ISSSTE son de cáncer, entre ellos: cáncer de próstata, cáncer cervicouterino, cáncer de endometrio y, además, la cirugía cardiovascular, las cuales fueron las primeras en realizarse por un robot en América Latina.

Con la cirugía robótica, los pacientes tienen una recuperación más rápida, menos sangrado y menor necesidad de transfusiones, 90% menos dolor en comparación con la cirugía tradicional y el tiempo de estancia hospitalaria se reduce entre 50 y 70%; ésto último, abona al gasto público por enfermedades.

Los días de licencia médica por incapacidad se reducen en un 50% o más. Los beneficios llegan también a los médicos quienes, según la institución, pueden llevar a cabo cirugías más complejas y largas con mayor precisión.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios