México, con problemas de niñas embarazadas

Nación 09/05/2016 03:50 Ruth Rodríguez Actualizada 10:57

A diario dan a luz mil mujeres de entre 10 y 19 años, señala Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud

A diario mil niñas de 10 a 19 años de edad se convierten en mamás en México. Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dijo que el embarazo en adolescentes representa un “serio problema” en nuestro país, al grado que en 2014 hubo 374 mil 75 nacidos vivos de madres de entre los 10 y 19 años de edad, de acuerdo con el Subsistema de Información sobre Nacimientos (Sinac).

“De éstos, 6 mil fueron en niñas menores de 14 años. Hay registros de niñas de 10 años de edad, imagínense ustedes como mujeres u hombres tener un hijo a los 10, 11 o 13 años, esto complica mucho la situación”.

Según Pablo Kuri, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) proporciona diferentes cifras a las anteriores. “Hay 11 mil nacimientos al año que corresponden a adolescentes embarazadas. Dicho de otra manera, tenemos un serio problema en México, las estadísticas no mienten y algo tenemos que hacer”.

“Esto quiere decir que alrededor de los mil nacimientos que ocurren a diario en el país son en madres de 10 a 19 años de edad”, a la vez que 23.5% de nuestros adolescentes han tenido relaciones sexuales entre los 12 y 19 años.

Lo bueno, agregó, es que se ha visto un aumento del uso de métodos anticonceptivos entre las adolescentes de 15 a 19 años, de 38.2% a 54.5% en un periodo de cinco años, aunque esto no es suficiente.

Durante su participación en la 31 Reunión Anual del Instituto Nacional de Perinatología (INPer), el subsecretario de Salud señaló que en los últimos 23 años no se han registrado cambios significativos en la proporción de nacimientos en madres adolescentes en el país: “Esto es un gran problema que se debe tocar, estudiar y atender”, dijo y agregó que México ha comenzado a tener políticas de salud encaminadas a revertir este problema.

Apoyado en cifras del Sinac 2013, el subsecretario expuso las características sociodemográficas de madres adolescentes en México: 84% de las niñas que registraron un nacido vivo tenía 14 años; 35% con secundaria incompleta; 23% primaria completa y 17% primaria incompleta.

Dijo que 72% vivían en unión libre o estaban casadas; 64% estaban afiliadas al Seguro Popular y 20% no contaban con ninguna afiliación.

“La tasa de fecundidad de las mujeres de 15 a 19 años, hablantes de una lengua indígena es de 96.7% por mil mujeres; la tasa de las no indígenas es de 68% por mil”.

Desde su análisis consideró que el embarazo en adolescentes representa un grave problema en nuestro país, y en el resto del mundo. Además que los efectos adversos de la maternidad adolescente también se extiende a la salud de sus infantes: “Luego por qué nos preguntamos cómo es posible que haya adolescentes delinquiendo, pero si son educados por niñas o jóvenes que no tienen educación”.

Indicó que México tiene 22.3 millones de adolescentes entre 10 y 19 años con diferencias multiculturales y sociales entre regiones del país. Kuri Morales afirmó que de 1990 a la fecha, en México poco se ha hecho para reducir los embarazos en adolescentes.

“Un 19% de los embarazos ocurren en menores de 20 años. Si se toma en cuenta que andamos entre 2.1 y 2.3 millones de nacimientos al año, son muchísimos en mujeres menores de 20 años”, reconoció.

Comentó que algunas causas del embarazo en adolescentes es la urgencia de satisfacer los deseos sexuales, inseguridad, baja autoestima, carencia afectiva, inmadurez, falta de información y acceso a servicios, poco acceso a métodos anticonceptivos, presión social, estructura familiar disfuncional, pobreza, violación, consumo de alcohol y drogas, entre otros.

“Esto es un círculo perverso que debemos romper en algún lugar, sino vamos a estar perpetuando esto [embarazo en adolescentes], no vamos a resolver el problema y no vamos a contribuir a que haya generaciones de mexicanos que no tengan que enfrentar la problemática que hoy vivimos”.

Recordó que en este hospital, como me lo han informado médicos, “llegan niñas embarazadas. Ha llegado una pareja de una niña de 13 años y un niño de 15 años que les dijeron que habían decidido embarazarse. Algo está mal, algo está fallando y se tiene que analizar”.

Ante especialistas de la salud de la mujer y el niño, Pablo Kuri, quien es miembro de la Academia Nacional de Medicina, detalló que los estados del norte del país son los que tienen las tasas más altas de adolescentes embarazadas del país, en donde destacan Chihuahua, Coahuila, además de Tabasco. Por lo que delineó algunas acciones internacionales para prevenir y reducir el embarazo en adolescentes, entre ellas, limitar el matrimonio antes de los 18 años, aumentar el uso de anticonceptivos por los adolescentes; reducir las relaciones sexuales bajo coacción en las adolescentes, y aumentar el uso de la atención calificada antes, en atención prenatal, del parto y posparto.

A nivel mundial, dijo que 16 millones de adolescentes entre los 15 y 19 años son madres al año, “11% de todos los nacimientos en el mundo son de madres adolescentes y se registran 70 mil muertes en jovencitas todos los años por complicaciones del parto o puerperio”.

En países de bajos y medianos ingresos, las complicaciones del embarazo y del parto son las causas principales de muerte en las mujeres de 15 a 19 años. En México, explicó que el gobierno destina 928.8 millones de pesos para la compra de anticonceptivos, a fin de satisfacer las necesidades y demanda de la población, aumenta la calidad de los servicios, incrementa la cobertura del programa y optimiza los recursos financieros. Kuri Morales aseguró que el embarazo adolescente es un tema multicausal, por lo que se requiere de un trabajo interinstitucional e intersectorial, “un solo abordaje no es suficiente”.

Comentarios