¿Regular los “todo incluido”?

Ese tipo de servicio beneficia sólo a las grandes empresas del sector, dice senadora

Legisladora considera que con los paquetes “todo incluido”los turistas optan por permanecer en los hoteles y eso afecta al comercio local. ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 20/03/2016 02:33 Juan Arvizu Actualizada 02:34
Guardando favorito...

[email protected]

Los servicios “todo incluido” en las zonas turísticas del país concentran la derrama económica en las grandes empresas del ramo y la consecuencia es que comercios locales, proveedores y prestadores de servicios están en decadencia, dijo la senadora Luz María Beristain Navarrete (PRD), quien comentó que para corregir esta tendencia se debe prohibir la concentración de la atención a los turistas en un solo prestador o establecimiento.

En protección de las empresas micro, pequeñas y medianas de este sector, España ha favorecido a las comunidades turísticas con reformas legales que impiden el uso exclusivo de las playas como parte de un complejo, además de que se han impuesto restricciones a las empresas que manejan paquetes multiservicio, explicó Beristain Navarrete, quien es secretaria de la Comisión de Turismo de la Cámara Alta.

Comentó que otras naciones que impulsan legislaciones que abran el menú de servicios turísticos, que se ha concentrado en los paquetes “todo incluido”, son Italia y Grecia, que han comprendido la importancia de fomentar una mejor distribución de la riqueza generada por esta actividad.

Aclaró que prohibir la concentración estricta de servicios turísticos a un prestador o establecimiento, como lo propone en una iniciativa de reformas a la Ley General de Turismo cuya aprobación promueve, de ninguna manera significa que la legislación se oponga a los paquetes “todo incluido”.

La aplicación de estos paquetes, con base en su propuesta de reforma, deberá estar apegada a las disposiciones antimonopólicas que sanciona la Comisión Federal de Competencia Económica. “La concentración de servicios turísticos genera desequilibrios económicos”, expresó.

Se trata de que estos paquetes formen parte de un menú de ofertas a los turistas y que dejen de ser obligatorios, ya que con esas prácticas se afecta al comercio local, pues los visitantes dejan de salir de los hoteles a dar paseos. Por esa razón, dijo la senadora, la derrama económica que se genera en las localidades dedicadas al turismo ha caído a la mitad.

Derrama económica. De enero a agosto de 2015, por concepto de turismo México recibió casi 12 mil millones de dólares, aunque los beneficios se concentran en los servicios de alojamiento y transportación, mientras que otros eslabones de la cadena permanecen estáticos, como el restaurantero local y el de artesanías, incluso con contracciones en sus ventas.

Beristain dijo que ante ese panorama, con la reforma propuesta “pretendemos establecer mecanismos para procurar que el desarrollo turístico sea incluyente y beneficie de manera equitativa a los prestadores de servicios turísticos de los sectores social y privado”, mediante la consolidación de las cadenas productivas.

En complemento de la reforma, la legisladora perredista propuso que se incluya de manera expresa el derecho del turista a solicitar en cualquier momento la cancelación de los servicios contratados, sin que haya una penalización desproporcionada.

De igual forma, la iniciativa propone que en las zonas turísticas, en los establecimientos no se tengan señalamientos que prohíban o desincentiven el pago de propinas.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios