Romeritos, delicia de la Nochebuena

Nación 22/12/2015 03:30 Julián Sánchez San Andrés Mixquic Actualizada 11:57

Cuatro comunidades en DF son las responsables de la mayor producción a nivel nacional

José Manuel Anzures Jiménez defiende la pertenencia del romerito (Suaeda torreyana). “Este es un producto de aquí de Mixquic, de esta zona. Aquí es el pueblo de mayor tradición para su producción a nivel nacional. No hay otro lugar, que no los engañen”, señala.

El joven productor de 27 años de edad subraya que desde antes de sus bisabuelos esta actividad ha sido una tradición, por lo que él desde los 12 años se dedica a ello. Insiste en que la siembra, cosecha y comercialización de los romeritos es milenaria.

Información de la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en el Distrito Federal precisa que para los aztecas era fácil de conseguir antes del deshierbe de la milpa. Además, era considerado un tesoro culinario debido a su gran contenido nutritivo de nitrógeno, proteínas y aminoácidos, que lo hace comparable al de la espinaca, acelga y berro.

Su acompañamiento con otras hortalizas en platillos tradicionales ha propiciado que alrededor de 15 mil habitantes de áreas rurales del Distrito Federal (Tláhuac, Xochimilco, Tlalpan, Milpa Alta, Álvaro Obregón y Magdalena Contreras) cultiven también acelga y apio.

Además de betabel, brócoli, calabacita, chilacayote, chile verde, cilantro, col, coliflor, espinaca, haba verde, lechuga, rábano, tomate verde y rojo, verdolaga, chícharo, elote, zanahoria, papa y nopal.

La Sagarpa reconoce que la principal región productora de romeritos en el país comprende cuatro comunidades de San Andrés Mixquic, San Nicolás Tetelco y San Juan Ixtayopan, en la delegación Tláhuac, y San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco.

Venustiano Tapia García, jefe del Centro de Apoyo para el Desarrollo Rural (Cader), señala que esa región es la más importante de producción y ha crecido también en el Estado de México, en el municipio de Valle de Chalco, colindante a Tláhuac.

Comenta que para el fomento a la producción del romerito se apoya a personas como se hace con José Manuel Anzures, con quien trabajan 12 personas en el campo.

“Sembramos de 15 a 20 hectáreas de romero, y hacemos todo lo posible para sacar muy buena producción. Sacamos en promedio en ese espacio cerca de 100 toneladas, que se comercializan en la Central de Abastos de aquí del Distrito Federal”, menciona José Manuel.

Explica que a finales de septiembre se siembra la semilla para empezar a cosechar en diciembre. “Comenzamos a partir del 8 de diciembre y hasta el 29 o 30” del mismo mes, señala el joven productor, quien reconoce que hace falta más fomento y difusión de las actividades de quienes se dedican a este rubro.

Información de la Sagarpa precisa que las ventas totales del producto alcanzan un valor comercial de aproximadamente 18 millones de pesos en la temporada.

José Manuel Anzures destaca que en estas tierras su familia no sólo se ha dedicado al romerito, sino también a otros productos como brócoli, verdolaga, lechuga y espinaca.

Indica que el romerito es un producto noble que se puede preparar de muchas formas, como en mole, con papas y nopales. Y el precio del platillo típico de las fiestas de fin de año llega a ser bajo.

“Lo vendemos a tres o cuatro pesos el kilo. Y bajó porque estaba en 12 pesos hace tres semanas”, comenta.

Para José Manuel, aquí en México “debemos de pensar más en consumir productos nacionales, y el romero es milenario (...) Deberían de pensar en estas fechas en consumir romeritos más que en pavos importados”, señala el joven, quien recuerda que también en la época de Cuaresma es un platillo que no debe faltar en las mesas de los hogares.

“Tradicionalmente el platillo se prepara con mole y en torta de camarón o revoltijo —llamado así por la mezcla de ingredientes: papa, nopal, almendra, nuez, cacahuate, cebolla y ajo—, y el consumo es típico durante la cena de Navidad, Año Nuevo y en la semana de Cuaresma”, relata el joven al mismo tiempo que ofrece una de las recetas de su preparación.

Para este año la Sagarpa señala que otorgó paquetes tecnológicos y capacitación para el control de plagas y enfermedades, lo cual permite mantener una producción estable y de calidad de romeritos.

Paralelamente, desarrolla programas de apoyo en infraestructura y equipamiento, capacitación y asistencia técnica, con el fin de otorgar mayor valor agregado, a través de su procesamiento e industrialización.

El joven agricultor reconoce las acciones de la dependencia, aunque insiste en que se requiere de mayores apoyos y promoción para poder tener mayor producción. Con ello, mayor comercialización. “Lo mejor sería poder vender directamente en centrales de abasto de otros estados. Aquí la gente es bien trabajadora y podemos sacar más producción”, asegura.

Datos de la Sagarpa señalan que se ha incrementado el apoyo a productores del Distrito Federal, que también es el principal consumidor de romerito a nivel nacional.

La dependencia afirma que una parte de los esquemas de acompañamiento a los productores de la planta en este año incrementó a partir de la capacitación en temas de control de plagas y de enfermedades, al mismo tiempo que entregó paquetes tecnológicos con el fin de reducir mermas y aumentar la calidad de sus cultivos, asegura Venustiano Tapia García.

Retoños de sabor

La Secretaría de Agricultura detalla que los romeritos son un quelite. Esta palabra deriva del náhuatl quilitl, que significa “hierba comestible o verdura”.

En México este término es usado para referirse a los tallos tiernos, retoños o brotes de una planta que son comestibles, por ejemplo: los quintoniles, el epazote, el pápalo, la verdolaga, el huauzontle, los berros y los romeritos, entre otros.

En la época prehispánica, los quelites eran plantas muy valoradas por los aztecas y hoy continúan siendo un recurso alimenticio muy importante para la gente del campo, incluso para la medicina tradicional.

De las 25 mil especies de plantas superiores que existen en México, alrededor de 350 son consideradas como quelites u hojas tiernas comestibles; sin embargo, de éstas sólo se consumen unas quince.

Temas Relacionados
Romeritos Nochebuena Sagarpa Hortalizas

Comentarios