Suscríbete

Piden partidos no politizar la SCJN

Presidentes de institutos y líderes del Congreso rechazan sesgar nombramientos. Proponen reforma para hacer más rígidos los requisitos para ser ministro

Los ministros Juan Silva Meza y Olga Sánchez Cordero terminarán sus periodos este año y serán sustituidos (Especial)
Nación 14/10/2015 01:11 Suzzete Alcántara y Alberto Morales Actualizada 13:14
Guardando favorito...

[email protected]

Los presidentes nacionales y líderes del Congreso del PRI, PAN, PRD y Morena coincidieron en que los nombramientos de los dos nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no se deben partidizar.

EL UNIVERSAL publicó ayer una entrevista con el presidente de la Corte, Juan Silva Meza, quien advirtió que la autonomía e independencia de ese tribunal están en riesgo si se politizan las designaciones de los ministros.

Los líderes de los partidos y del Congreso señalaron que esto sería un retroceso brutal y se estaría vulnerando su autonomía e independencia.

El presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que su instituto político no impulsa al senador con licencia, Raúl Cervantes, para ocupar el cargo de ministro y se comprometió a no politizar este proceso de sucesión en el máximo tribunal del país.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, afirmó que aprecia el trabajo de los ministros por lo que no hay ningún acuerdo con el PRI para elegir a nadie. Los intereses del partido son —dijo— respetar lo que señala la Constitución.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya coincidió con Juan Silva Meza al señalar que el Poder Judicial perdería autonomía al politizar la designación de los nuevos integrantes de la Corte.

Advirtió que si la terna que envíe el presidente Enrique Peña Nieto tiene tintes partidistas, su grupo parlamentario en el Senado votará en contra.

Beltrones y Anaya rechazaron la existencia de un acuerdo entre el tricolor y el blanquiazul para nombrar a los ministros que sucederán a Olga Sánchez Cordero y Juan N. Silva Meza en noviembre próximo.

Golpe mortal. El presidente de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, aseguró que partidizar a la Corte sería “un golpe mortal” y “condenarla a la muerte”.

Expuso que lo necesario para poder profundizar en la institucionalización del país es que se nombre a gente con experiencia, con carrera judicial, con calidad profesional y que no tenga ningún sello partidista.

“Que no tenga ningún sello partidista porque sería condenar a la muerte en realidad, sería avanzar en un proceso del que queremos alejar al conjunto de los órganos autónomos... como Poder Judicial sería un golpe mortal a la Corte, el que se partidizara, así de sencillo”, comentó Zambrano Grijalva.

El presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth (PAN), calificó como meritorias y con conocimiento las declaraciones del ministro Silva Meza, en las que advierte un retroceso brutal si se partidiza la designación de dos magistrados. Sostuvo que como cualquier otro órgano, la Corte no debe integrarse por cuotas partidistas ni en función de relaciones personales o amistad.

“Es cierto que el Presidente de la República tiene la responsabilidad de enviar al Senado una terna y de definir ciertos equilibrios ideológicos, políticos y sociales que abonen al fortalecimiento del Poder Judicial y su órgano más importante que es el SCJN. Debemos esperar a que el Presidente haga el planteamiento y el Senado tiene que discutirlo con total apertura”, detalló.

Presentan reforma. El PRD en el Senado presentó una iniciativa para reformar la Constitución y poner candados a los candidatos en la elección de los ministros de la Corte.

Con el apoyo del PT y PAN, el senador perredista Armando Ríos Piter leyó en tribuna la propuesta que modifica el artículo 95 de la Constitución, en el que endurece los requisitos para ser electo ministro de la Corte.

Se describe que para poder ser ministro de la Corte no debió haber sido secretario o subsecretario de Estado, procurador general de la República, consejero jurídico del gobierno, servidor público integrante de la Oficina de la Presidencia de la República, senador, diputado federal, magistrado electoral o secretario del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; secretario Ejecutivo, consejero presidente o consejero electoral en el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, ni gobernador de algún estado o jefe de gobierno del Distrito Federal, durante los cinco años previos al día de su nombramiento, indica la propuesta que se turnó a las comisiones de Justicia y Estudios Legislativos.

Tampoco debe haber desempeñado cargo de dirección en algún partido ni haber sido registrado como candidato, con excepción de los independientes, a cargo alguno de elección popular, durante los cinco años previos al día de su nombramiento.

El senador Ríos Piter coincidió con Juan Silva Meza, y dijo que el Legislativo no puede permitir que se partidicen los relevos en la Corte, porque de la contrario se cargarían los dados en el espacio donde se dirimen las controversias entre poderes y particulares.

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, indicó que, tal como lo hizo Silva Meza, los ministros de la Corte deben pronunciarse en contra de que haya un acuerdo entre PRI y PAN para que se impongan a perfiles en las ternas que enviará el Presidente.

El coordinador del PAN en Cámara de Diputados, Marko Cortés, señaló que los nuevos ministros de la SCJN tienen que ser apartidistas, con la intención de que el Poder Judicial tenga autoridad moral para poder juzgar.

El líder de los diputados de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, dijo que la designación no debe tener filiación de carácter partidista, pues se podría afectar la justicia.

La presidenta del Inai, Ximena Puente, se pronunció porque en los relevos imperen los procesos abiertos y sin sesgos partidistas: “Estamos en favor de procesos abiertos, de cara a la sociedad... y, sobre todo, sin sesgos partidistas”.

Con información de Yolanda Ayala, Horacio Jiménez y Misael Zavala

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos