Redes indignadas

Cuando el #DíaDeLaIndignación se posicionó como la tendencia número uno, vino entonces una contraofensiva desde Jalisco y Quintana Roo para intentar desbancar el 'hashtag'

Ayotzinapa causó confrontación en redes
Nación 29/09/2015 01:04 Alonso Cedeño Actualizada 03:54

Estrategia en Línea

Ayotzinapa es un apelativo para el horror. Basta hacer una búsqueda en Google para darnos cuenta de que hay mas de 11 millones de resultados y ya nadie escribe sobre la pequeña localidad guerrerense mas que para rememorar sucesos que acontecieron a 257 kilómetros de ahí, en Iguala. Pero el nombre, por la mera razón de ser la sede de la normal rural donde salieron algunas de las víctimas, ya está cargado de todo lo terrible que acompaña a la muerte de nueve y la desaparición de 43.

El sábado pasado, a un año de los sucesos, se convocó a marchas en algunas ciudades del país, de la misma forma algunas protestas se replicaron internacionalmente. Lo mismo pasó en los medios sociales. #DíaDeLaIndignación (con acentos o sin acentos, que afortunadamente Twitter no es tan fijado en estos temas), recibió mas de 171 mil menciones. Esto fue suficiente para que el hashtag se posicionara como la tendencia número uno en México durante 11 horas con 40 minutos. A nivel global la conversación alcanzó el cuarto lugar como tendencia, y en Venezuela el sexto.

El usuario mas activo en el tema, (@Kikesma) utilizó el HT 158 veces, para convertirse en el principal promotor de la tendencia, seguido por Epigmenio Ibarra, Carlos Albert, Lenia Batres y Sopitas. Con dos retuits a Epigmenio y un tuit para recordar a los desaparecidos, pero más de 5 y medio millones de seguidores, el puertoriqueño Rene Pérez (@residente) de Calle 13 contribuyó a que la etiqueta en general, se desplegara mas de 239 millones de veces.

Google consigna más de 21 mil resultados con la propia etiqueta, YouTube más de 2 mil videos con la misma identificación. En Facebook existen 19 mil 900 resultados entre búsquedas, enlaces compartidos, comentarios y actualizaciones de estado, más de mil publicaciones únicas incluyeron la etiqueta, pese a que los usuarios de este medio social no son tan afines al uso de estas etiquetas. El mensaje más popular resultó el de la página oficial de Maná, un video del vocalista Fher sobre Ayotzinapa con más de 37 mil “Me Gusta” y compartido casi 10 mil veces. Si existió la convocatoria para la marcha en el Distrito Federal no tuvo la relevancia esperada, sin embargo el evento para promover la que se dio en Guadalajara invitó a mas de 10 mil usuarios de Facebook y logró que por lo menos 10% de ellos indicara que había asistido.

Prácticamente en todos los medios de comunicación se dio cuenta de la tendencia a nivel mundial, pero pocos destacaron la cantidad de mensajes emitidos desde Venezuela, la mayoría desde colectivos de izquierda, algunos con vínculos declarados al chavismo, no es gratuito que permaneciera en ese país como TT en el lugar número seis por poco mas de cuatro horas.

Alguien decidió que era conveniente bajar la tendencia, se mandaron cadenas y pornografía para intentarlo, pero el número de publicaciones originales y el hecho que la distribución fuera mundial hacía muy complicado tirar la tendencia. Vino entonces la contraofensiva, intentar posicionar el HT #MeValeMadreAyotzinapa. Lo lograron, durante seis horas alcanzó la posición numero cuatro. Impulsado por centros de difusión (e-centers) en el estado de Jalisco y Quintana Roo, uno de ellos responsable de la difusión de los videos contra personajes en el PAN, específicamente el encargado de la campaña en video contra la familia del ex presidente Gustavo Madero en respuesta a los spots de inicio de la campaña constitucional 2015, se dedicaron a publicar chistes e imágenes pornográficas o altamente ofensivas. Muchos usuarios y activistas voltearon su atención para repudiar estas acciones, desafortunadamente dandole más vida al mismo.

La lucha en la red se ha vuelto cada vez mas burda y evidente, alguien, en lugar de aprovechar que los nuevos medios pudieran tener efectos catárticos decide volverlo provocador, de confrontación. No han entendido el ánimo de los usuarios, aparentan mayor preocupados por los números, las tendencias, lo efímero de reportes cuantitativos de menciones, que por la sensación de indefensión y enojo que se advierte en la ciudadanía. Le apuestan al cansancio. ¿Tendrán en esta estrategia la mano ganadora?

Temas Relacionados
laboratorio de redes

Comentarios