Suscríbete

“En Michoacán hay células del crimen”

Nación 16/11/2016 02:04 Dennis A. García, Enviado Actualizada 08:53
Guardando favorito...

Se cortaron cabezas, pero tratan de revivir, afirma; asegura que todavía hay grupos civiles armados

[email protected]

Si anteriormente hubo vacío de autoridad, hoy se actúa para tener un Michoacán más tranquilo en donde la seguridad está a cargo de las instancias correspondientes, por lo que no se tolera a civiles que estén armados, afirma Juan Bernardo Corona Martínez.

En entrevista en su oficina de la Secretaría de Seguridad Pública de ese estado, Corona Martínez, titular de esa dependenecia, destaca a EL UNIVERSAL que si bien fueron desarticuladas las principales organizaciones criminales que operaban en la entidad aún hay células que intentan reagruparse y se les combate.

Enfatiza que además de recuperar la confianza de los ciudadanos, el eje de la administración es dignificar a los policías, recompensarlos y mejorar sus condiciones, puesto que no tenían el armamento necesario para operar.

Asegura que en seis meses se verá el cambio en la corporación, pero hay algunos municipios que se resisten a la cooperación. Otro problema es el brote social de maestros, pero, aclara, Michoacán “no está incendiado”.

¿Qué dejaron de hacer los gobiernos anteriores?

—A mí no me toca juzgarlo, la sociedad misma se encarga, pero creo que había un vacío total de autoridad. Empecé a ver el cambio con el gobierno de Silvano Aureoles: se adquirieron patrullas, tres helicópteros. No tenían armamento o no tenían las municiones correspondientes. De aquí a seis meses tiene que haber un nuevo rostro de la policía, y lo vamos a lograr.

¿Es un reto fuerte?

—Ya empezamos. El día 21 inauguro mi primer cuartel, ahorita estoy trasladando un cuartel móvil para 150 elementos en la costa. Ahí podemos instalar la Base de Operaciones Mixtas, en coordinación con la Marina, el Ejército y la Policía Estatal.

¿Se intensifica el reclutamiento?

—Traemos una campaña agresiva de reclutamiento, mil por año es la meta. Estamos en coordinación con la Sedena que nos está enviando elementos pero les dijimos que no quiero que los comisionen; les dije que yo les pago pero que también estén a mi mando.

La sociedad ya no cree en las policías. ¿Qué hacer para recuperar la confianza?

—Debe ser una Secretaría de Seguridad Pública ciudadanizada. ¿En qué aspecto? En que tengamos elementos y estado de fuerza real, tener plenamente identificada la ruta en acciones para prevención de delito y trabajar de la mano de la sociedad civil.

Para que la sociedad vuelva a creer en la policía tenemos que acercarnos con acciones, propuestas y programas que se vean traducidos en hechos.

Tiene por un lado Estado de México, Jalisco, ¿se están blindando?

—Sí, hay coordinación plena, acciones donde la incidencia delictiva empieza a brincar y efectivamente blindar las fronteras que tenemos.

¿Están desarticuladas las dos organizaciones que tanto hicieron daño, La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios?, ¿quedan remanentes o qué sucede?

—Es obvio que hubo un ataque frontal a estos grupos delictivos y efectivamente se cortaron cabezas, pero son células del crimen organizado que tratan de revivir y reacomodarse.

Lo más importante es cerrarles el paso de manera frontal y coordinada con la Federación y municipios, aunque ha habido mucha resistencia de presidentes municipales al mando único. No quieren aceptar la certificación, y ahora es por ley.

¿Sobre los índices delictivos?

—Tenemos plenamente identificado el mapa delictivo. Empiezan a disminuir, por ejemplo, el secuestro, pero otro de los problemas que tenemos es el brote social, los maestros, los estudiantes, los normalistas...piensan que Michoacán está incendiado, cosa que no es cierto.

¿No está incendiado?

—No está incendiado

¿Sobre grupos civiles armados?

—Estamos trabajando en eso, hay unos que se resisten todavía. El gobierno dio la oportunidad para que se regularizaran, se hizo una convocatoria para los que quisieran pertenecer a la Policía Michoacán, pero es obvio que cuando no se tiene el compromiso y la preparación hay otro tipo de interés. Pero no más armados civiles en Michoacán.

¿Qué se hace en materia de seguridad?

—Todos sabemos la realidad que se vive en Michoacán en materia de seguridad, sabemos que es algo complejo, delicado, pero me queda muy claro que con actitud y compromiso se puede trabajar y hacer muchas cosas en favor de la seguridad de los michoacanos.

Hacemos una revisión, cómo está la Secretaría, qué tenemos, con qué contamos. Tenemos un estado de fuerza reducido, necesitamos mayor número de policías, pero eso no ha impedido que se realicen acciones importantes.

Si un policía es bien pagado y lo atiendes, tiene sus prestaciones, servicio médico, seguro de vida, día a día se va a fajar la camiseta.

¿Qué se hace al respecto?

—Estoy enfocado en que los policías se sientan bien y cuenten con lo necesario. Que tengan un salario digno de acuerdo con la norma nacional, que tengan el equipamiento, el armamento y, sobre todo, algo importante: que las instalaciones sean dignas.

No es posible exigirles a diario salir a enfrentarse a la delincuencia si no tienen el mínimo de bienestar.

Si un policía es bien pagado y lo atiendes, tiene sus prestaciones, servicio médico, seguro de vida, día a día se va a fajar la camiseta.

¿Cuál es el estado de fuerza y cuántos más requiere?

—Tengo un estado de fuerza de 3 mil elementos; de esos, algunos con funciones administrativas, otros comisionados; a final de cuentas me quedo con pocos. Por cuestión de seguridad no voy a dar el dato, pero aun siendo pocos se hace mucho y no tengo un reconocimiento pleno a mi policía.

Nos hemos trazado dentro del plan integral para Michoacán la captación por año de mil elementos, la idea es tener 10 cuarteles regionales, tener la comunicación y coordinación con la federación, con los municipios y para eso el día 21 inauguramos nuestro primer cuartel regional en Huetamo, son lugares donde tenemos alta incidencia delictiva. Es sabido que Michoacán es un lugar donde el crimen organizado quiere asentar sus reales.

¿Cómo encontró los sueldos de los policías?

—A partir del inicio del nuevo gobierno tuve la oportunidad de participar en el equipo de transición en las áreas de Seguridad Pública y nos percatamos de que los sueldos no están acordes al tabulador nacional y ya se hizo el esfuerzo por parte del gobierno del estado para que esté acorde a lo que ganan las mejores policías del país.

¿En materia de tecnología?

—Queremos tener un C-5 a la altura de lo que Michoacán requiere, con alta tecnología. Me he reunido con los proveedores y puedo decir que vamos a tener un C-5 de primer mundo, con equipo de radiocomunicación, tenemos un avión inteligente.

¿Con cuántas cámaras cuentan?

—Vamos a tener 5 mil, ahorita andaremos en 3 mil 500.

¿Cuál es el tiempo de respuesta?

—El estándar nacional marca que es de tres a cinco minutos y es lo que queremos lograr.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios