Buscan eliminar trata y explotación sexual

Enfocan proyecto preventivo en escuelas de nivel básico; inician proceso de inscripción para academias interesadas

El ciclo escolar pasado el proyecto tuvo presencia en 22 estados del país, trabajando con 15 mil estudiantes de educación básica (ESPECIAL)
Nación 29/08/2016 02:04 Redacción Actualizada 02:04
Guardando favorito...

A través de proyectos integrales como Ni princesas ni Superhéroes se busca terminar con el fenómeno de la trata de personas y la explotación sexual, afirmó Vladimir Peña, coordinador del proyecto.

El coordinador académico de la asociación civil sin fines de lucro Por el Camino de la Igualdad entre Mujeres y Hombres (PCIMH), detalló que el programa está enfocado a darles las herramientas necesarias a estudiantes en los niveles básicos de educación, con el fin de detectar esas prácticas y prevenir que se repitan.

Explicó que por tercer año consecutivo, “Por el Camino de la Igualdad entre Mujeres y Hombres” pone a disposición de forma gratuita el proyecto colaborativo “Ni princesas ni superhéroes”, el cual abrió su periodo de inscripciones para el ciclo escolar 2016-2017 a través de la Red ILCE.

Detalló que el periodo de inscripciones inició el pasado 22 de agosto y concluirá el próximo 30 de septiembre y se puede acceder a a través de www.niprincesasnisuperheroes.net, y hacer contacto con la organización en [email protected]. “Este proyecto colaborativo es un modelo preventivo único en su tipo a nivel mundial; se trabaja género, derechos humanos, cuidados en la interacción con redes sociales, con los dispositivos tecnológicos y la prevención a la trata”, detalló.

De acuerdo con Yara Pérez, directora de la organización, han crecido gracias a la participación de niños y adolescentes que trabajan en línea con él en compañía y apoyo de las maestras y maestros.

“El ciclo escolar pasado trabajamos con casi 15 mil estudiantes de 22 estados, más algunas escuelas de España, Colombia, Argentina y este año se suma una escuela en Tacna, Perú. Internet no tiene fronteras”, aseguró.

Detalló que en los dos años que lleva de operación el proyecto, se observa que la distribución geográfica de escuelas se concentra en el norte del país, destacando Sinaloa, Tamaulipas y Durango. En la parte central, Guerrero, Michoacán y Guanajuato participan “con un importante número de escuelas”. En el sureste del país no tienen participación, no obstante que hay entidades en las que la trata de personas es un problema visible.

“El año pasado tuvimos la alegría de que la Secundaria Macedonio Alcalá Prieto, de Oaxaca, llevara el proyecto, convirtiéndose en punta de lanza para su estado y de lo que esperamos que sea el arribo a entidades como Chiapas y Quintana Roo que tienen serios problemas de trata de personas, especialmente en la modalidad de explotación sexual”, dijo Vladimir Peña.

Ni princesas ni superhéroes va dirigido a quinto y sexto grado de primaria, así como a los tres de secundaria, con secciones de aprendizaje para madres y padres de familia, docentes y alumnos.

Vladimir Peña afirmó que tanto la familia como la escuela no están preparadas para afrontar el reto generacional que ofrecen los niños y adolescentes de hoy.

“En todas las entidades que estamos visitando con apoyo del Indesol, preguntamos a mamás y papás de estudiantes de primaria si sus hijas o hijos cuentan con celular. Un número considerable levantan la mano. Esto demuestra que mamá y papá sucumben al discurso de venta, a una moda y ponen en las manos de menores de edad, poderosos dispositivos con conexión a la internet, las redes sociales y un sinfín de aplicaciones que derivan en prácticas de riesgo”, indicó.

Ni princesas ni superhéroes trabaja con estas temáticas enseñando las medidas básicas de protección que deben adoptar en lo individual, como familia y como escuela.

“Los grupos de la delincuencia organizada o personas abusadoras como los pederastas, aprovechan la gran vulnerabilidad en que se encuentran niñas, niños y adolescentes en su interacción diaria con las redes sociales y con el uso de dispositivos tecnológicos, ya sea para enamorar a las adolescentes para posteriormente reclutarlas a la trata sexual o para sufrir de ciberacoso por parte de pederastas (grooming)”, dijo Yara Pérez.

Con apoyo del Indesol, Yara Pérez y Vladimir Peña, recorren el país impartiendo talleres sobre la metodología para la constitución de redes solidarias de protección y realizando sesiones de sensibilización al género, en las que trabajan con grupos de más de mil personas por sesión. “Sociedad y Gobierno vamos juntos contra la desigualdad, la violencia y la trata de personas”, afirmó Peña. 

Temas Relacionados
explotación sexual
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios