"Busco demostrar mi inocencia y la de Florence"

La francesa Florence Cassez y su entonces pareja sentimental, Israel Vallarta , acusado de dirigir la banda Los Zodiaco, fueron detenidos en 2005 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/12/2015
02:54
Yuli García
-A +A

Israel Vallarta, acusado de ser el presunto líder de la banda de secuestradores Los Zodiaco, tras el montaje televisivo que desató el caso Florence Cassez, acusó que no ha sido sentenciado a pesar de que está detenido desde hace 10 años, siete de los cuales ha permanecido en el penal de máxima seguridad de El Altiplano.

“Hay pruebas que tienen desde el 2010 y que apenas desde hace unos meses se están desahogando después de mucho insistir, de mandar escritos. Sin embargo, me van bloqueando, yo sigo ofreciendo pruebas y pruebas, y va muy lenta mi situación”.

En entrevista telefónica con EL UNIVERSAL, la primera que concede a algún medio desde su aprehensión, reveló que a diferencia de Cassez —quien fuera su compañera sentimental cuando fueron detenidos en diciembre de 2005—, su estrategia legal es demostrar su inocencia, y con ella la de la ciudadana francesa y la de sus hermanos y sobrinos.

“Se supone que estamos hablando de una igualdad procesal, aun cuando la estrategia del abogado inicial de Florence fue irse por las violaciones y dejar de desistirse de las demás pruebas ofrecidas por mí, separar los procesos y solicitar que la sentencien con la historia que ya sabemos. En mi caso, yo siempre he estado dispuesto a probar nuestra inocencia; no nada más la mía, también la de ella y también —por ende—, la de mis sobrinos, la de mi familia, la de mis hermanos”.

Israel Vallarta dio detalles de lo ocurrido entre la noche del 8 y la mañana del 9 de diciembre de 2005. Recordó que los llevaron al rancho Las Chinitas, en San Miguel Topilejo, entre la 01:00 y las 02:00 horas, y que a esa hora de la madrugada estaba instalada una camioneta de Televisa con una antena para conectarse al satélite y hacer la transmisión en vivo.

“Hubo dos tomas anteriores a la toma que dan como en vivo, [como la] original. Dos tomas en las que no estaba TV Azteca, solamente estaba Televisa. En esas dos tomas anteriores, yo, al igual que Florence, gritábamos que era mentira, que no nos habían detenido ese día, sino un día anterior, y que nos habían estado golpeando”.

Detalló que como se negaban a dar la versión de las autoridades, los seguían golpeando hasta la tercera toma, “que fue donde [Luis] Cárdenas Palomino [entonces director de Inteligencia para la Prevención de la Secretaría de Seguridad Pública federal] se queda ahí y no se sale para asegurarse que yo dijera el libreto como tenía que decirlo”.

¿Hay algo de lo que te arrepientas de ese día?

—De lo único que me arrepiento es no haber tenido más agallas, porque estaba yo ofuscado de ver cómo [Luis] Cárdenas Palomino golpeaba enfrente de mí a la mujer que en ese momento yo amaba [Florence Cassez], y de no haber tenido más agallas y no haber aguantado más golpes. Pero así como arrepentirme, porque me sintiera culpable de algo, pues no, porque no he hecho nada en absoluto”.

Hay gente que continúa diciendo que las víctimas tienen razón y que hay elementos en su contra...

—Bueno, yo por las víctimas, mis respetos, yo no sé dónde estaban.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal