18 | NOV | 2019
5
Las fotografías de los normalistas fueron incluidas en el video en el que también aparecen niños y jóvenes de Uganda, quienes contaron cómo lograron evitar ser reclutados por el ejército de su país (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Caso de normalistas llega a Medio Oriente

06/11/2015
02:14
Nurit Martínez Carballo
-A +A
Analizan impacto de conflictos en educación. Ven en cumbre niveles de violencia en México

[email protected]

Doha, Qatar.— Las fotografías de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, que portan los padres de familia para demandar su presentación con vida desde hace más de un año fueron incluidas en el video con el que abrió la sesión sobre Educación, Violencia y Conflicto Armado, un reto de enormes proporciones que requiere respuesta eficaz, en la Cumbre Mundial de la Innovación en Educación.

Ante alrededor de 2 mil especialistas de la educación, autoridades y profesores, entre ellos el secretario general Adjunto de Coordinación de Políticas y Asuntos Interinstitucionales de la ONU-DAES, Thomas Gass; del director ejecutivo del Comité Contra el Terrorismo, Jean-Paul Laborde, así como de la Jequesa Sheikha Moza bint Nasser, los especialistas y autoridades de 150 países vieron en las imágenes a los jóvenes mexicanos desaparecidos, como una muestra de lo que la violencia de grupos de la delincuencia y autoridades, no sólo los conflictos armados, están impactando en la tarea de las escuelas en diferentes regiones.

Las fotografías de los normalistas fueron adicionadas al video en el que también aparecen niños y jóvenes de Uganda, quienes contaron cómo lograron evitar ser reclutados por el ejército de su país, de los menores sirios que están huyendo de la violencia y ahora se encuentran en Alemania como refugiados.

Todos ellos afectados, como víctimas colaterales de conflictos bélicos, de enfrentamientos entre grupos o bandas armadas en distintas regiones del planeta.

Tras la presentación del video de la organización Protect Education in Insecurity and Conflict (PEIC), con sede en el Reino Unido, que encabeza Mark Richmond, el también ex funcionario de Naciones Unidas dijo que si echamos un vistazo en el mapa, los conflictos armados no son exclusivos del Oriente Medio.

“Si vemos en 2014 hubo el mismo número de asesinados en México que en Irak, con 18 mil personas; y si comparamos Afganistán con el triángulo norte de América Central, han sido asesinados dos veces más personas que en Afganistán”.

Explicó que ha habido una intensificación de la violencia sobre todo como consecuencia del uso de armamento pesado y bombardeos en zonas urbanas muy pobladas como en el centro paradigmático de Siria. Pero también “estamos entrando en la época en la que se pasan las normas básicas del comportamiento humano y en el derecho internacional se ha convertido en algo normal la violencia”.

Richmond explicó que si bien el número de conflictos armados en el mundo disminuyó de 63, en 2008, a 42, en 2014, el número de víctimas mortales está en aumento, al pasar de 56 mil a 180 mil el año pasado. Destacó que México se convirtió en la región con mayor número de víctimas si se compara con las ocurridas en la guerra de Afganistán.

Todos ellos son víctimas por razones de confrontación ideológica, política, sectaria y religiosa, argumentó, pero también de grupos rebeldes, insurgentes, fuerzas armadas, bandas delincuenciales y mafias que se localizan en comunidades.

También pidió cambiar la idea de que las víctimas son consecuencia del fuego cruzado. Refirió que las escuelas se han convertido en escenario de violencia y amenaza, debido a que en muchos países son utilizadas como sitios electorales y por lo tanto, llegan a ser destrozadas o quemadas, como ocurrió en Bangladesh, Afganistán y Filipinas. “Al convertirlas en colegios electorales, las escuelas se vuelven parte de la disputa por el Estado”.

Thomas Gass, de la ONU, calificó que el ataque a las escuelas es una “tormenta perfecta”, por lo que llamó a descubrir la ira y emprender el rechazo total contra esa violencia.

Laborde indicó que es momento de evitar conflictos, velar por los derechos de los niños, y que la educación, la tolerancia y el diálogo son claves para resolver esta cuestión, con la participación de la sociedad. Anticipó que dentro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se trabaja en una resolución para que la educación de las niñas y las mujeres sea un elemento crucial para vencer a estos conflictos y la violencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios