Villanueva busca prisión domiciliaria

Argumenta hijo de ex gobernador de Quintana Roo graves problemas de salud

A Mario Ernesto Villanueva le restan por cumplir 22 años, siete meses y 11 días de prisión por fomento al narcotráfico y lavad o de dinero (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Nación 23/12/2016 03:50 DIANA LASTIRI Y ASTRID SÁNCHEZ Actualizada 03:09

[email protected]

Una vez que el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid pise México y la Procuraduría General de la República (PGR) pueda ejecutar la orden de detención pendiente desde 2003, su defensa solicitará la prisión domiciliaria por los problemas de salud que padece.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Mario Villanueva Tenorio, hijo del exgobernador, dijo que su padre sufre de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y sólo tiene la capacidad de 40% de respiración.

Comentó que debido a la gravedad de su salud, Villanueva Madrid requiere de tanque de oxígeno, por lo que sería difícil que en prisión pueda tenerlo a la hora que lo necesite, por ello es que insistirán que en cuanto llegue, se le otorgue la prisión domiciliaria.

“Nos preocupa su salud, por eso buscaremos la prisión domiciliaria para que tenga atención médica”.

Agregó que su padre será puesto en libertad hoy en Estados Unidos, pero tardará entre dos a tres semanas el trámite para que sea extraditado.

Villanueva Madrid será liberado este viernes de la prisión estadounidense donde cumplió una condena por lavado de dinero que le fue dictada mediante sentencia en junio de 2013.

Por ser mexicano, autoridades estadounidenses deportarán al ex mandatario, apodado El Chueco, a México, donde elementos de la PGR lo esperarán para presentarlo ante el juez que lo reclama por fomento al narcotráfico y lavado de dinero.

En cuanto llegue, la PGR cumplirá con el proceso penal 101/2003, cuya sentencia condenatoria emitida por el Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México aún está pendiente.

La procuraduría informó que a través de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales está tomando las previsiones necesarias ante el inminente arribo de Villanueva.

El ex gobernador fue entregado en extradición el 8 de mayo de 2010 a Estados Unidos, donde se declaró culpable de lavado de dinero, por lo que fue sentenciado a 131 meses de prisión.

Cuando llegue las autoridades podrán aprehenderlo, porque tiene pendiente una sentencia de 28 años, ocho meses y siete días en prisión, por fomento al narcotráfico y lavado de dinero, de la cual le restan 22 años, siete meses y 11 días por cumplir.

En una carta difundida en el blog de Villanueva Madrid, acusó que de ser obligado a ir a prisión, las autoridades mexicanas lo estarían condenando a cadena perpetua. “A mis 68 años y medio terminaría de cumplir esa pena a los 91 años, los que sin duda no viviré. Esta pena es una muestra más de la enorme saña con que el gobierno mexicano me ha tratado, condenándome a cadena perpetua y a morir en la cárcel con sentencias ilegales”, escribió en el documento que también ha sido difundido en redes sociales.

En Estados Unidos, Villanueva Madrid permanece en una prisión-hospital con atención médica disponible las 24 horas del día, debido a las enfermedades que padece.

Temas Relacionados
Mario Ernesto Villanueva Madrid

Comentarios