Promueve Morena trabajo para ex convictos

Propone diputado prohibir que empresas e instituciones soliciten como requisito una carta de antecedentes no penales a sus prospectos

“Anticonst itucional”. El diputado Alfredo Basurto afirma que este documento impide que las personas que cometieron un delito puedan tener un trabajo legal (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Nación 23/12/2016 02:05 Horacio Jiménez Actualizada 12:04

[email protected]

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados consideró que, debido a que constituye un acto degradante y además una violación a los derechos humanos, ya no se debe permitir que las empresas privadas e instituciones exijan una carta de antecedentes no penales a las personas que solicitan un empleo.

A través del diputado Alfredo Basurto Román, la fracción de izquierda presentó una iniciativa de reformas a los artículos 133 de la Ley Federal del Trabajo y 27 de la Ley Nacional de Ejecución de Sanciones, con el objetivo de que ese documento deje de ser un requisito para obtener un trabajo.

“Si no existe un mandamiento judicial, la exigencia de esa carta no debe prevalecer. No conseguir un trabajo tiene afectaciones directas en las familias o en los hijos de quienes lo solicitan. Los antecedentes delictivos de un individuo no tienen por qué afectar a sus dependientes económicos o terceros”, dijo Basurto Román.

Aseguró que este documento imposibilita a las personas que tienen antecedentes conseguir un empleo, lo que contrasta con lo que establece el artículo 5 constitucional, el cual señala que todo ciudadano mexicano tiene derecho a dedicarse a un oficio, actividad o trabajo, siempre y cuando éste sea legal.

El también integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados consideró que con la exigencia de la carta de antecedentes no penales se propicia un estigma hacia todas las personas, principalmente para quienes estuvieron recluidos en alguna cárcel del país, debido a que se les impide alcanzar el crecimiento laboral y económico.

Esta medida, agregó, repercute además de forma negativa en la productividad de las compañías e instituciones.

“Es la marca que muchas personas tienen ya que, a veces por delitos simples, quedan registradas en los archivos de las procuradurías de justicia de las entidades federativas o en los tribunales. No importa que hayan transcurrido sólo unos días o 20 años, porque sigue apareciendo el antecedente penal. Es por esto que al momento de pedir trabajo se sufre discriminación laboral”, recalcó.

El legislador por Zacatecas expresó que ante el “tormento y las vejaciones” que sufren las personas con antecedentes penales al momento de pedir un trabajo, es fundamental tener sensibilidad y eliminar esta carta como requisito.

Temas Relacionados
ex convictos

Comentarios