Suscríbete

AMLO ganaría en 2018 porque lo ven como antisistema: Castañeda

Para el ex canciller el triunfo de Donald Trump es una absoluta catástrofe para México y hacernos tontos de que no va a pasar nada es una "imbecilidad gigantesca"

Nación 11/11/2016 22:20 David Carrizales / Corresponsal Monterrey, NL. Actualizada 22:20
Guardando favorito...

Para Jorge Castañeda Gutmán, aspirante presidencial por la vía independiente, Andrés Manuel López Obrador ganaría en 2018, porque al igual que Donald Trump, la gente lo considera antisistema.

Por otro lado, el ex canciller, dijo que la elección del republicano  es una absoluta catástrofe para México, no nos podía pasar nada peor; y hacernos tontos de que no va a pasar nada, me parece una imbecilidad gigantesca.

Agregó que la ingenuidad de quienes hoy dicen que nada va a pasar porque una cosa es lo que se dice en campaña y otra lo que se hace en el gobierno, es la misma ingenuidad y la misma imbecilidad de quienes dijeron desde hace un año y medio: “nunca va a ser el candidato republicano, imposible que lo sea un payaso, un bufón, un empresario patán”.

Algunos dijimos desde entonces “aguas con Trump, sí puede ser el candidato, hay que pararlo ahora”, pero decían “nombre, no te preocupes, no pasa nada, solito va a hacerse añicos. Luego vinieron los que dijeron, nombre jamás va a ganar la elección presidencial, no es posible que la sociedad norteamericana elija a semejante payaso.

Durante su participación en un foro del IMEF, agregó que al analizar las reacciones en otros países, asumen algunas posiciones similares,  pero en ninguna parte son tan ingenuos como en México.

El ex secretario de Relaciones Exteriores en el gabinete de Vicente Fox, consideró que Trump no le va a tomar el pelo a los 60 millones que le dieron su voto, por tanto, estimó, “el muro lo va a hacer, no va a terminarlo a lo largo de los casi tres mil kilómetros de frontera, pero ya hay 800 kilómetros de muro, aunque eso se olvida fácil: Clinton lo empezó en 1994, cerró Tijuana hasta más allá de Otay; Bush siguió y Obama también”.

Por ende, cuestionó, ¿cuál es la lógica de pensar que tres presidentes que no dijeron que iban a hacer muro, construyeron 800 kilómetros, y que un presidente que fijó su campaña en esa promesa no vaya a hacer un solo kilómetro?

Y más aún, expuso Castañeda, “sí lo vamos a pagar en parte,  porque somos usuarios de muchos servicios del gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, dijo, esto se aplicaría en las remesas y  en las visas, “si hoy cuesta 160 dólares, si mañana costaran 500 dólares, ¿alguno de ustedes dejaría de pagar la visa?”.

Los peajes en los puentes, pero lo que es absurda es la posición del gobierno, que no vamos a pagar como si eso fuera lo importante, lo importante es que no haya muro, no repetir la idiotez de que es un asunto interno, hay que usar todos los recursos jurídicos, ecológicos, sociales, políticos, culturales, de todo tipo.

Respecto a su amenaza de deportar seis millones de indocumentados mexicanos, mencionó que Obama fue llamado el deportador en jefe porque expulsó más personas que cualquier otro presidente, dos millones en total, de los cuales un millón y medio eran mexicanos. Y esto lo hizo un presidente que no dijo que iba a deportar, y que hizo de una reforma migratoria integral un tema de campaña.

Entonces,  ¿cómo Trump no va a deportar por lo menos lo mismo que Obama? Lo mínimo sería igual que Obama, pero cabe esperar dos o tres millones, probablemente no los seis millones de indocumentados mexicanos existentes.

Sugirió que el gobierno mexicano defienda a los compatriotas, exigiendo que de cada deportado que le mande el gobierno de Trump, se demuestre que es indocumentado y que no mande por tierra a nacionales de países centroamericanos.

Comentó que al parecer el 21 de enero iniciará la renegociación del TLC, porque se siente comprometido con la población de Pensylvania, Michigan, Ohio y Wisconsin, de los más afectados por el acuerdo con México, y gracias a los cuales ganó las elecciones.

Pero consideró que lo más peligroso del efecto Trump en el aspecto comercial, es que va disuadir la inversión extranjera en México, y si no la triplicamos en siguientes años no vamos a crecer. Si apenas ahora es dos puntos del PIB, tenemos que llevarla a cinco por ciento, lo que implicaría 60 mil millones de dólares más al año.¿Quien va a querer invertir en México antes de saber qué va a pasar con Trump?, preguntó Castañeda.

 

AMLO sería el beneficiario del hartazgo social en 2018

Expresó el ex canciller, en México existe un sentimiento muy parecido de hartazgo y descontento con el sistema como el que condujo al triunfo de Trump, todos lo hemos visto y  sentido, contra la globalización, las injusticias, la corrupción. Pensar que no existe, será igual de ingenuo que quienes desestimaron las posibilidades del republicano.

“Ese sentimiento feroz, se va a ir a alguna buchaca electoral, porque las elecciones son para eso. En el México de hoy la única postura vista como antisistémica es la de Andrés Manuel López Obrador”, aunque forme parte de la clase política que desprecia la población.

“Pero si no hay otra alternativa antisistema va a ganar la Presidencia, lo digo con la misma convicción y certeza cuando dije que iba a ser candidato Trump y que iba a ganar”.

Agregó que  obviamente la alternativa no pude venir del PAN, “porque los Calderón (Margarita Zavala y Felipe Calderón) no pueden presentarse como antisistémicos porque son lo más sistémico que hay, de ahí son,  de Los Pinos, donde estuvieron hace cinco años apenas”.

Ni pude venir del PRI, porque cualquiera que sea candidato será un ex empleado de Peña Nieto. Y tampoco de las filas del PRD, como Miguel Ángel Mancera, que es un típico político de partido.

Castañeda dijo que podría firmar que no habrá alianza del PRI con el PAN, ni del PAN con el PRD para frenar a López Obrador, porque no encontrarán un candidato que los unifique, y  los panistas no aceptarían a uno del PRI, ni los del tricolor a uno del blanquiazul.

“Quién les va a decir a los Calderón que se bajen a favor de alguien que tiene cinco veces menos intención del voto o reconocimiento que ellos, es decir José Antonio Meade, Nuño o José Ángel  Gurría, no se van a bajar porque el PAN piensa que puede ganar”.

Con el PAN y el PRD pasa lo mismo, un votante perredista no votaría por Margarita Calderón, no lo van a hacer, los dirigentes podrán ponerse de acuerdo, pero no los militantes.

Agregó que sería ideal que los independientes aceptaran ir unidos, pero Jaime Rodríguez prefiere jugar solo, aunque ya no puede decir que porque va arriba. Su actitud, dijo, tal vez sea por ego o porque tiene otros motivos, que pudiera ser el interés de pulverizar el voto opositor para que no gane López Obrador.

Es decir, buscaría “pulverizar, generar un cuarto polo, diluir el enojo social para que no se vaya todo con López Obrador y así, aunque bajen del 25 por ciento todavía puedan ganar el PAN o el PRI”, cuestionó el moderador, Ramón Alberto Garza.

A lo que señaló Castañeda: “Yo creo que esa es la estrategia del gobierno y  se la han vendido a muchos sectores, principalmente al gran empresariado del país, que con cierta ingenuidad la ha comprado, y probablemente será la estrategia que sigan aunque va derechito al precipicio”.

Explicó Castañeda: “Según las propias encuestas de Presidencia y todas las que están en el ámbito público, el PRD con Mancera o quien sea, es un partido de siete, ocho por ciento; el PT, que sería otro partido que estaría en el cuarto polo, trae como uno 1, 1.5 y Movimiento Ciudadano, está en dos o tres por ciento”.

Por tanto, si  sumamos esos partidos tendrían diez, once puntos, no llegarían al 20 por ciento nuca; además tienen el pequeño problema de ponerse de acuerdo en un candidato. Si ponen a Mancera, en todas las encuestas está igual que el candidato independiente, sea yo ó Ferriz, en siete por ciento, no pasa de eso. “Esa estrategia no pulveriza, siguen los tres tercios y un cachito, no un cuarto polo”.

Además, consideró que la gestión de El Bronco en Nuevo León podría afectar las posibilidades de los candidatos independientes porque no ha hecho el trabajo que todos esperábamos de él ya que “se ha dedicado a ser candidato presidencial más que a ser gobernador”.

Temas Relacionados
Jorge G. Castañeda AMLO Bronco trump
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios