Suscríbete

EPN da su cuarto Grito de Independencia

Nación 16/09/2016 03:30 Notimex y agencias Actualizada 03:15

Abre Palacio Nacional a ciudadanos, activistas y diplomáticos; por segundo año, la Presidencia cancela cena de gala tradicional

Desde el Balcón Central de Palacio Nacional y en punto de las 23:00 horas, el presidente Enrique Peña Nieto emuló el llamado al inicio de la Independencia de México, que hace 206 años hizo el cura Miguel Hidalgo.

Al salir al balcón de Palacio Nacional, el mandatario tocó cinco veces la Campana de Dolores, tras lo cual arengó a las miles de personas reunidas en la Plaza de la Constitución:

“Mexicanos, vivan los héroes que nos dieron patria y libertad. ¡Viva Hidalgo!, ¡viva Morelos!, ¡viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡viva Allende!, ¡viva Aldama!, ¡viva Galeana!, ¡viva Matamoros!, ¡viva Guerrero! ¡Viva la independencia nacional! ¡Viva México!, ¡viva México!, ¡viva México!”.

El Ejecutivo federal terminó la ceremonia tocando nuevamente la campana, después sonó el Himno Nacional, que cantó en compañía de su esposa Angélica Rivera de Peña; enseguida sonaron las campanas de la Catedral Metropolitana.

Juegos pirotécnicos iluminaron la Plaza de la Constitución, mientras se escuchaban piezas musicales vernáculas que Peña Nieto, su esposa y sus hijos observaron con atención.

Como el año pasado, el Presidente de la República canceló la cena de gala que se ofrecía habitualmente a personalidades invitadas especialmente para esta celebración nacional.

Antes, el presidente Peña Nieto recibió la bandera de México, que llevó a Palacio Nacional una escolta formada por cadetes del Heroico Colegio Militar.

El mandatario portaba la banda presidencial cuando llegó al Salón de Recepciones, donde ya se encontraban integrantes de su gabinete legal y ampliado, así como representantes del cuerpo diplomático.

Invitados. En esta ocasión también se invitó a directivos de organizaciones no gubernamentales, artesanos, investigadores, activistas ambientales, emprendedores, productores del campo y becarios, quienes ocuparon diversas salas de Palacio Nacional.

Una vez recibido el lábaro patrio, el cual fue entregado por una escolta conformada por cadetes mujeres, el titular del Ejecutivo federal salió al balcón central que da a la Plaza de la Constitución, donde lo esperaban miles de personas para presenciar el tradicional Grito de Independencia y recordar a los héroes que encabezaron esa gesta histórica hace 206 años.

Portando la bandera nacional, el mandatario lanzó vivas a los héroes de la independencia mexicana, tras lo cual repitió tres veces el grito de “¡Viva México!”, coreado por miles de personas congregadas en la Plaza de la Constitución.

La ceremonia evoca la arenga lanzada la madrugada del 16 de septiembre de 1810 por el cura Miguel Hidalgo, quien llamó a los mexicanos a sublevarse contra la autoridad virreinal de la Nueva España.

Actos parecidos se desarrollaron en los 31 estados de la República mexicana, encabezados por los respectivos gobernadores.

Los festejos continúan hoy con el tradicional desfile militar que concluye en el Zócalo.

Comentarios