Modificar reforma pero no regresar privilegios a CNTE: Zambrano

El presidente de los diputados dijo que la reforma puede ser perfectible pero no para dar gusto a un grupo que está en protesta

El perredista recibió a un grupo de estudiantes de la Preparatoria 6 de la UNAM. Tomada de @Jesus_ZambranoG
Nación 08/07/2016 19:08 Horacio Jiménez Actualizada 19:08

[email protected]

El presidente de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, se pronunció porque sí se le hagan modificaciones a la reforma educativa, pero para mejorar su calidad y no para regresarles privilegios a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), después de sus protestas.

En entrevista luego de participar en la instalación del Grupo de Amistad Estados Unidos-México, Zambrano dijo que no se refiere a decirle “no” a la reforma educativa, más bien se pronunció porque puede ser perfectible, pero no para darle gusto o estar a contentillo de un grupo que está en protesta.

“Yo no estoy diciendo no a la Reforma Educativa, yo lo que estoy diciendo es que la reforma misma como parte de una ley y de disposiciones que se tomaron en su momento, siempre son perfectibles y, por lo tanto, son reformables. El tema fundamental o del asunto fundamental es ¿en qué sentido, para darle gusto y estar a contentillo de algún grupo? no se trata de eso, porque entonces mejor digamos ya ‘entreguemos los bártulos y que ya la CNTE haga lo que quiera con el sistema educativo nacional’. Yo digo que sería un craso error si se pensara en que esta debe ser la lógica que debe conducirnos”.

Este jueves, los grupos parlamentarios del PRD en el Senado y en la Cámara de Diputados adelantaron que el próximo miércoles se reunirán con integrantes de la CNTE en la Cámara Alta para elaborar una iniciativa y modificar la reforma educativa.

Sobre esto, Zambrano dijo que no se pueden negar al diálogo porque los legisladores son los responsables de discutir los grandes temas del país y están obligados a escuchar a la población.

“Hay que ver en qué cosas tienen razón, en qué cosas no, y en lo que estemos convencidos de que tienen razón pues hacerles caso, incorporarlos. Nadie tiene la verdad absoluta”, declaró Zambrano.

Agregó que no hay garantía de que al modificar la reforma se van a acabar todas las protestas de algún grupo, por eso, sugirió una revisión de la reforma para enriquecerla, no para dar satisfacción a un grupo determinado para que ya no siga protestando, porque, “entonces, estaríamos fritos y nos estaríamos equivocando. En el centro de la discusión, de la reflexión, y de lo que deba revisarse, debe estar el elevar la calidad de la educación. El construir un nuevo modelo educativo nacional que tenga en el centro la calidad de la educación, de otra manera no va a servir”.

Se pronunció porque la evaluación magisterial debe seguirse haciendo como se hace en todas las disciplinas profesionales, en todos los ámbitos de la vida, “para seguirse mejorando, sino, entonces, vamos a estar condenados al fracaso, al atraso, y a la mediocridad”.

“Yo reitero lo que dije hace apenas unos días aquí mismo en San Lázaro en el sentido de que toda ley es perfectible,  la propia reforma educativa era reformable para perfeccionar cosas que no están funcionando bien, para revisar lo que el propio secretario de Gobernación había expuesto en un documento que le entrego a dirigentes de la CNTE”.

En este sentido, el coordinador del PRD en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, aseguró que se tiene que partir de la confianza en las instituciones en el caso de que la PGR atrajo el caso del asesinato de ocho personas en Nochixtlán, Oaxaca.

“En el caso concreto de esa atracción, me parece que puede ser muy buena, pero encontraríamos unas limitantes en el gobierno del estado y la procuraduría estatal; y teniendo a la federación como garante a través de la procuraduría creo que podría haber un mejor resultado y tenemos confianza en que eso pueda ser cierto”, definió Martínez Neri.

Sin embargo, dijo que hay cosas que le inquietan en los hechos del 19, y fueron la diversidad de balas, para hablar concretamente de los instrumentos que lastiman corporalmente a las personas; porque entonces se empiezan a tener unas cortinas de humo y eso preocupa.

“Por ejemplo a mí me tocó ver en la zona del conflicto algunas cajas de municiones que decían SEDENA, se ve que alguien abrió la caja, tiró la caja y yo las vi, vi también los cartuchos quemados de armas largas; entonces hablar de calibres 22, calibres 38 o menores me da mucha desconfianza. Pese a ello tenemos que depositar confianza en las instituciones y ver cuáles son los resultados y a partir de eso opinar”, describió.

Comentarios