En Oaxaca debe imperar el diálogo: Marko Cortés

Señala que los gobiernos federal y estatales tienen la obligación de permitir la libre circulación, de asegurar la educación de calidad para los niños y de dar certeza jurídica sobre la propiedad

Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL
Nación 03/07/2016 18:38 Suzzete Alcántara Actualizada 12:10

El coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés, apuntó que los gobiernos federal y estatales, tienen la obligación fundamental de permitir la libre circulación, de asegurar la educación de calidad para los niños y de dar certeza jurídica sobre la propiedad; “y solo cuando sea absolutamente indispensable”, ejercer la fuerza pública garantizando los derechos humanos.

Afirmó que en el conflicto magisterial o social debe mantenerse siempre las puertas abiertas al diálogo, pero sin negociar las leyes que aseguran la prosperidad de México.

“Es inaceptable que estados como Oaxaca y Chiapas sean aislados, provocando desabasto en combustibles e incremento de precios en alimentos, vandalismo y saqueos en los comercios, por la incapacidad demostrada del Gobierno para abrir las vías de comunicación y garantizar la paz en esas entidades; eso es incapacidad para gobernar”, agregó en un comunicado.

Cortés Mendoza aseguró que la reforma educativa, impulsada por el PAN en el marco del Pacto por México,  tiene retos tan importantes como acabar con el analfabetismo que todavía prevalece en algunas regiones del país, abatir la deserción en secundaria y preparatoria; ampliar la cobertura de escuelas de tiempo completo, mejorar el rendimiento y las técnicas de enseñanza-aprendizaje, entre otras.

Sostuvo que en la política todos los sectores deben estar abiertos al diálogo para alcanzar acuerdos en beneficio de la comunidad, pero nunca bajo la premisa de negociar la ley, “las leyes provienen del Poder Legislativo, son de cumplimiento obligatorio para todos y en todo el territorio nacional", asentó.

El líder parlamentario refirió que los retos que se tienen por delante son muy grandes y el impacto de la reforma educativa debe incidir en asegurar la permanencia de los estudiantes, desde los niveles básicos hasta la educación superior, ya que todavía sigue siendo alto el número de alumnos que no concluyen el bachillerato.

“El abandono de los estudios crece conforme aumenta la edad de los alumnos, es decir, mientras que en primaria y secundaria la deserción es de 0.6 y 3.8 %, respectivamente, en los estudiantes de educación media superior el índice de deserción escolar es del 11.2 %”, externó.

jram

Comentarios