2

García Cabeza de Vaca: la narcopolítica se acabó en Tamaulipas

13/06/2016
|
03:40
|
Alberto Morales - enviado
Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN), Gobernador electo de Tamaulipas (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)

García Cabeza de Vaca: la narcopolítica se acabó en Tamaulipas

13/06/2016
03:40
Alberto Morales - enviado
-A +A
El gobernador electo de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, anuncia la creación de una fiscalía anticorrupción; mi gobierno no pactará con criminales, afirma

[email protected]

El gobernador electo de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN), afirma que se acabó la narcopolítica en la entidad y que su gobierno no pactará con los grupos criminales.

“Nunca se han acercado conmigo [el crimen organizado], saben mi manera de pensar y de actuar, ¿por qué hacerlo ahora, ya que sea gobernador electo? He llegado sin compromisos, mi único compromiso es con los tamaulipecos. El margen que tengo de maniobra para restablecer el orden y el Estado de derecho es total”, afirma.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el senador con licencia asegura que su gobierno no emprenderá una “cacería de brujas”, pero advierte que se acabó la impunidad; creará una fiscalía anticorrupción que investigue si ha habido desvío de recursos públicos tanto en la administración del actual mandatario, Egidio Torre Cantú, como de los otros ex gobernadores.

El panista, cuya candidatura logró sacar al Revolucionario Institucional de la entidad que gobernó por 86 años, explica que si bien “los gobiernos del PRI entregaron el estado a la delincuencia”, la prioridad es recuperar el tejido social, pues hay una “generación perdida” —de jóvenes entre 12 y 17 años— que si no es atendida puede llevar al fracaso al nuevo gobierno.

Afirma que la pasada fue una elección histórica para el PAN, que le da “la fortaleza” necesaria para regresar a la Presidencia de la República en 2018.

Asegura que el sello que tendrá su administración, desde los primeros meses de gobierno, será un gobierno ciudadano y cercano a la gente.

“Será un gobierno que rompa esquemas; vamos a trabajar de la mano con la sociedad, con un gabinete conformado por ciudadanos distinguidos, preparados. Pero por otro lado, [será] un gobierno que no va a titubear para restablecer el orden y el Estado de derecho, la seguridad y la libertad de los tamaulipecos”, promete.

¿Cuál es el balance que hace de la pasada elección?

—Fue una elección histórica, por primera vez en 86 años un candidato de oposición estaba arriba en las encuestas, generando las condiciones para la alternancia en el estado. Eso permitió que se sumaran otros liderazgos, algo inusual en Tamaulipas... del PT, PRD, Movimiento Ciudadano, Morena, inclusive el candidato independiente se sumó, pero también del propio PRI.

¿A qué obedeció que esos liderazgos se hayan sumado?

—De entrada, a que son parte de la misma sociedad; antes de ser líderes de un partido político pertenecen a una sociedad cansada que exigía un cambio. Estaban conscientes de que siendo Tamaulipas un estado con un fuerte potencial económico y de desarrollo, había estado sometido a un régimen de unos cuantos. La opción que se tenía era la alternancia. Es por ello que hicieron a un lado sus colores y se sumaron a esta campaña que nos permitió ganar con el margen más amplio que hubo en todas las gubernaturas.

¿Por qué tenderle la mano al PRI si ellos se encargaron de desprestigiarlo en la campaña?

—Lo que hice fue exhortar a todas las fuerzas políticas a que fueran parte de esta nueva historia que estamos construyendo, que tenemos que trabajar de la mano para reencontrarnos y para entender debíamos darle rumbo y dirección a nuestro estado, incluyendo al mismo PRI, le tendí la mano a todas las fuerzas políticas, no podía excluir a mis adversarios, y hacerles ver que podrían ser parte de esta nueva historia.

¿Cómo hacer un gobierno de reconciliación, sobre todo con el PRI?

—Hay dos tipo de PRI en Tamaulipas: el responsable de los serios problemas de corrupción e impunidad, de malos manejos y endeudamiento, un PRI que es responsable de haber entregado a Tamaulipas al crimen organizado; por otro lado, hay otro PRI conservador que quiere lo mejor para su estado.

Fui claro en toda mi campaña, en diferenciar entre aquellos que podían tener cabida en este movimiento de cambio y señalé a esa gente buena que aspira a tener un mejor Tamaulipas. Ese mensaje se dio y muchos liderazgos del PRI se sumaron.

¿Qué otros aciertos tuvo en su campaña por la gubernatura?

—A pesar de que soy orgullosamente panista, mi mensaje fue que no era una lucha ideológica, sino una lucha entre dictadura y democracia, entre un régimen que ya no tenía nada que ofrecer y una sociedad cansada que demandaba un cambio.

Nueva fiscalía

¿Qué hará su gobierno con ese PRI que, afirma, entregó a Tamaulipas al crimen organizado?

—Mi gobierno no impulsará sus acciones con base en rencores, pero tampoco va a permitir más impunidad. Vamos a crear una fiscalía anticorrupción. Puedo anticipar que se acabó la narcopolítica en Tamaulipas.

¿Qué hará su administración con los ex gobernadores Eugenio Hernández y Tomás Yarrington, investigados en EU por vínculos con el crimen organizado?

—Haremos todo lo que requieran las instancias de gobierno. Por supuesto nosotros vamos a coadyuvar en cualquier información que éstos requieran, pero si el gobierno de México toma la iniciativa de abrir una investigación, vamos a coadyuvar con ellos.

Son prófugos de la justicia norteamericana y si hay algo que tengamos que aportar para que se aplique todo el rigor de la ley lo vamos a hacer sin titubeos. Y si por parte del trabajo de esas administraciones o en esos gobiernos, hubo desvío de recursos públicos o situaciones que hayan propiciado el quebranto de las finanzas del estado, por supuesto que vamos a actuar en consecuencia.

No vamos a emprender una cacería de brujas, pero tampoco vamos a permitir más impunidad.

¿Se puede negociar con el crimen organizado para gobernar?

—Nunca se han acercado conmigo en toda mi carrera política, saben mi manera de pensar y de actuar, ¿por qué hacerlo ahora, ya que sea gobernador electo? Yo he llegado sin compromisos, mi único compromiso es con los tamaulipecos, ese es el margen que tengo de maniobra, es un margen total para restablecer el Estado de derecho.

Pero si se presentara ese escenario, ¿usted qué haría?

—Jamás voy a dar esa opción.

¿Cuál es su diagnóstico sobre Tamaulipas, cooptado por el crimen organizado?

—Uno de los análisis que hemos hecho es que el principal problema de Tamaulipas no radica sólo en el tema de la inseguridad, sino en el tejido social. Tamaulipas ocupa los primeros lugares en menores de edad consignados por delitos federales; niñas y niños entre 12 y 17 años por acopio de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y drogas. Esto quiere decir que hay una generación perdida y que poco se ha hecho para restablecerlo.

Recuperar Estado de derecho

¿Qué es lo que van a hacer para recuperar el tejido social?

—Vamos a llevar a cabo acciones para restablecer el tejido social, pero no solos, sino con asociaciones civiles, universidades, organizaciones de padres de familia y con los núcleos religiosos. Coincidimos sociedad y gobierno en trabajar de la mano para restablecer valores como la honestidad, el respeto, la tolerancia, y llegar a ese núcleo familiar. Si no hacemos algo al respecto, estamos condenados a fracasar.

Usted propuso que su policía sea capacitada en Estados Unidos, ¿eso significa que las Fuerzas Armadas permanecerán en Tamaulipas?

—Quisiéramos que el Ejército estuviera en los cuarteles, pero hay que entender que si está en las calles es por una necesidad, por las ineficiencias e irresponsabilidades de los gobiernos locales. Por supuesto que echaré mano de las Fuerzas Armadas para restablecer el orden, hasta que tengamos policías confiables mismas. Queremos capacitarlas, entrenarlas y certificarlas en Estados Unidos, para tener una policía de primer nivel que dé resultados.

¿De dónde obtendrá los recursos para la capacitación?

—He estado en pláticas con la Embajada de Estados Unidos para poder usar los recursos de la Iniciativa Mérida, no sólo en equipamiento, sino también en capacitación. Entonces, qué mejor que ver la posibilidad de usar esos fondos para darle nuestras policías y que nos permita tener gente preparada.

¿Cuándo presentará su declaración patrimonial, de conflicto de interés y fiscal, conocidas como 3 de 3?

—Antes de tomar protesta como gobernador presentaré mi declaración patrimonial como lo marca la ley, también mi 3 de 3. Exigiré lo mismo para todos los funcionarios de alto nivel, de tal suerte que esto sea una nueva política en Tamaulipas para recuperar la confianza de la sociedad.

¿Cuál es su valoración de los triunfos del PAN?

—Fue un triunfo histórico, se equipara al movimiento del año 2000. Estamos hablando de siete gubernaturas, cuatro de ellas donde nunca había habido alternancia, vamos a gobernar más estados que cuando fuimos gobierno, en procesos contundentes, donde Acción Nacional vuelve con fuerza a la lucha por recuperar la Presidencia.

¿Qué compromisos hizo ante Ricardo Anaya, presidente del PAN?

—Ser muy transparentes en el uso de los recursos públicos, abatir la corrupción y la impunidad, apoyar a la gente que menos tiene e implementar los programas sociales que sean necesarios para combatir la pobreza y dar los resultados que demandan esas personas que votaron por nosotros.

¿Para 2018 cuál es el escenario para el PAN?

—Favorable. No tengo la menor duda de que vamos a recuperar la Presidencia de la República y el triunfo del pasado domingo juega un papel clave.

¿Influyó el “humor social” en el triunfo del PAN?

—Ganó el PAN porque tenemos las mejores propuestas e hicimos las mejores campañas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios