20 | MAR | 2019
1

Filtración en la Cámara Baja afectó imagen de funcionario

18/12/2015
02:48
Juan Arvizu Arrioja
-A +A
En julio de 2014 fue señalado de acceder al cargo con cédula profesional falsa

[email protected]

Una investigación realizada por la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados determinó que José Raúl Márquez Córdova, director General Editorial y de Imagen Legislativa de ese órgano, integró su expediente para acceder al cargo sin haber presentado una cédula profesional que acreditara sus estudios de licenciatura.

EL UNIVERSAL reportó el 21 de julio de 2014, que José Raúl Márquez presentó un currículum en el que se ostentaba como licenciado en Economía, así como una cédula profesional falsa.

De inmediato, Márquez Córdova presentó su renuncia a la Dirección General Editorial y de Imagen Legislativa, adscrita a la Coordinación de Comunicación Social de la Cámara Baja, con la finalidad de que la Contraloría Interna de la institución investigara “y determinara lo conducente”.

La conclusión de dicha investigación deja en claro que el ex funcionario ocupó el cargo sin presentar cédula profesional alguna, incluso se estableció que para ocupar el puesto era innecesario un título académico, y basta contar con experiencia probada.

Mediante una solicitud de información pública, este diario obtuvo el resultado de la investigación, así como la confirmación de una sanción que se le aplicó a Márquez Córdova: una amonestación privada, fundada en el hecho de “haber firmado algunos documentos en los que se antepuso la palabra ‘Lic.’, a pesar de que alegó no haberse percatado que así se los habían elaborado y que los suscribió por la urgencia para despacharlos”.

La Dirección General de Quejas, Denuncias e Inconformidades de la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados concluyó que “por revisión expresa en el expediente laboral del funcionario José Raúl Márquez Córdova, se corroboró que no hay original o copia de alguna cédula profesional que se hubiera presentado para ser contratado”.

Agregó la respuesta de acceso a la información pública que “también se verificó que para ocupar la plaza que tenía José Raúl Márquez Córdova no es necesario presentar cédula profesional, de acuerdo con el Catálogo de Puestos de la Cámara”.

Sobre la cédula 2545700, a la cual hizo referencia la información de este diario, con una copia en la que aparecía una fotografía del ex funcionario, en la investigación “se confirmó que corresponde a una persona diferente a José Raúl Márquez Córdova”.

La publicación del caso tuvo como base copias de un currículum, así como de una cédula profesional que resultó alterada.

El resumen de la trayectoria fue una versión distorsionada publicada en el cuerpo de un texto periodístico, y dañó a Márquez Córdova desde dentro de la estructura de trabajo a la que pertenecía.

Fuentes de la Coordinación de Comunicación Social señalaron que la filtración vino desde la propia oficina y están a la espera de que el informante que obró en perjuicio del ex funcionario Márquez Córdova acepte el engaño que hizo.

Los documentos que reveló la información del asunto fueron confirmados como auténticos por el mismo funcionario que los entregó a este diario, y en ninguno de ellos se encuentra la firma autógrafa que registró José Raúl Márquez Córdova al solicitar el empleo en el área de Recursos Humanos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios