Se encuentra usted aquí

2

Las firmas del poder

Desde el siglo XVI, las firmas de quienes tienen influencia han sido escudriñadas por expertos, sicólogos que buscan explicaciones y coincidencias con su forma de actuar cuando las estampan públicamente
El ánalisis de las rúbricas permite conocer las características más íntimas de la gente, señaló Aída Ramírez del Prado, directora del Colegio Mexicano de Grafología (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
30/08/2015
03:30
Ariadna García
-A +A

A través de la letra que una persona hace, de la firma que lo identifica, es sencillo determinar la personalidad y hasta decidir si le otorgan o no un empleo. Esta técnica se llama grafología, que es una ciencia que realiza una evaluación proyectiva de la personalidad.

Aída Ramírez del Prado, perito en grafoscopía, grafología y documentoscopía, y directora del Colegio Mexicano de Grafología en su campus Coyoacán, señaló que a través de la escritura se puede saber quién es confiable y quién no, porque suele divulgarlo.

“La escritura refleja sensaciones, todo el estado emocional lo vamos a ver. Si la escritura es horizontal quiere decir que hay un equilibrio, pero si es sube y baja, hay altibajos”, comentó.

En el caso de las firmas, señaló en entrevista, están las que son legibles y las que no. Las primeras, que generalmente muestran el nombre y el apellido, en lo primero en que se fijan los grafólogos es en la letra inicial.

Sin embargo, en el caso de los políticos se puede encontrar de todo.

Del “yo” a la discreción

“En la primera letra, que corresponde al nombre, es el ‘yo’; generalmente en los políticos ésta es grande, aumentada de tamaño, porque así se sienten, saben el poder que tienen, son duros y tienen cierta experiencia en el manejo de la política”, comentó Ramírez del Prado.

Pero también están las rúbricas ilegibles. Para la grafoscopía, éstas denotan a alguien discreto, tanto en su desarrollo profesional, como en la parte personal.

Además, de acuerdo con esta rama de estudio, una firma ilegible es aquella que no incluye letras ni nombres. La prudencia y el recato son las características fundamentales en este rubro.

“Refleja discreción, prudencia, que sabe prepararse para tomar sus decisiones, que nunca va a dar el paso sin haber revisado los pro y contra”, indicó la especialista a EL UNIVERSAL.

Respaldo a otras instituciones

Debido a su grado de especialización, actualmente los peritos del Colegio Mexicano de Grafología son consultados por el Tribunal Superior de Justicia, principalmente para casos familiares

Y es que en esta ciencia, destacó, no cabe el error ni la improvisación, porque son varios los elementos que se toman en cuenta.

Explicó que se revisa lo que es la inclinación, dirección, presión y la rapidez de la firma. “Son pequeños, pero a la vez grandes detalles, que es la forma en cómo inicia la escritura, termina, si hay inflado de tinta, si tiene algunas interrupciones. Ese conjunto de elementos va a servir para hacer una conclusión. Si fuera un solo elemento podríamos incurrir en algún error, pero nosotros cuando elaboramos dictámenes estamos 99.9% seguros de que lo que estamos señalando es lo que es”, defendió.

Ejemplos

No es necesario que estos peritos tengan enfrente a quién van a analizar, pero sí deben contar con al menos tres hojas que contengan la escritura de la persona en cuestión, para así determinar la personalidad. Sin embargo, lo que puede ocurrir es que a través de la escritura se determinen cosas que no van acorde con lo que el examinado dice de sí mismo.

Entonces, señaló la especialista del Colegio Mexicano, lo mejor de acuerdo con esta ciencia es recurrir a un interrogatorio.

La grafía, puntualizó, es algo que la gente trae; se podrá cambiar la letra entre un momento y otro, pero la esencia de ésta es lo que se toma en cuenta para analizarla, y no se trata de si se tiene bonita o fea escritura para determinar las características.

Peña y Osorio

De acuerdo con la grafóloga del Colegio Mexicano, las firmas del presidente Enrique Peña Nieto y del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tienen coincidencia: dos líneas perfectamente delimitadas, fuertes.

“Esa línea significa que son líderes, tienen fortaleza, la personalidad, son personas de carácter fuerte, de decisiones que las van a poder”, de acuerdo con la experta en grafología del Colegio Mexicano.

Análisis de personalidad

Según la experta, un análisis de personalidad implica una evaluación que revela con amplitud las características del analizado, permitiéndole conocer sus rasgos integrales y habilidades.

Las pruebas permiten hurgar en la orientación vocacional de los jóvenes, a través de un examen de sus habilidades, por lo que a partir de ello se hace una sugerencia sobre las áreas en las que el analizado puede explotar y desempeñar un mejor papel.

En términos históricos, los estudios grafológicos permiten conocer la realidad de algún personaje relevante como ser humano, con sus características más íntimas.

En materia de justicia, a petición del juez o del interesado, se puede emitir un dictamen en el que se determinen las características delictivas del indiciado, pudiendo ofrecerla como prueba en cualquier instancia. También un peritaje dirigido a tribunales de justicia puede coadyuvar para determinar la autenticidad de cualquier pagaré ó documento legal y éste se puede presentar ante cualquier instancia judicial en México o a petición del interesado.

Otros usos

Así como en los adultos la escritura denota muchos rasgos de su personalidad, en los niños los dibujo demuestran la evolución mental que tiene según su edad y el contexto en el que viven, afirmó.

El Colegio señaló que la escritura deja al descubierto las capacidades individuales de cada persona, así como su grado de honestidad. Hoy las grandes empresas utilizan a la grafología como herramienta básica para elegir a sus empleados.

Asimismo, la ciencia puede resultar como auxiliar en el diagnóstico médico, pues mediante el análisis de la escritura se pueden detectar indicios de enfermedades físicas y mentales.

Como grafoterapia, se puede aplicar a niños y a adultos y se tienen resultados óptimos, el objetivo es cambiar conductas generando una oportunidad de desarrollo humano.

“La grafoterapia es una rama de la grafología que corrige patrones de conducta, a través de la programación neuroescritural”, explicó el Colegio Mexicano en la materia.

En este tereno, añadió el organismo experto, la grafoterapia consiste en un análisis de las letras y signos para detectar problemas que después pueden ser resueltos por un sicólogo, siquiatra o hasta un nutriólogo, dependiendo del trastorno localizado​.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS