20 | SEP | 2019
Miembros de la CNTE cargan el cuerpo de un policía federal herido en Huajuapan, luego de un enfrentamiento para recuperar la Junta Distrital. (Foto: ÁLVARO MEDINA. REUTERS)

"No nos intimidan", dice CNTE; chocan con PF en Oaxaca

07/06/2015
07:05
-A +A
Magisterio disidente fijó el rumbo de protestas

[email protected]

Oaxaca.— Al anunciar que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no se intimida con la presencia de las fuerzas federales, el líder magisterial Rubén Núñez anunció movilizaciones en todos los municipios de Oaxaca para evitar hoy la instalación de casillas electorales.

Tras su reunión plenaria, el magisterio disidente fijó el rumbo de sus protestas en el sentido de boicotear las elecciones en los 570 municipios y los 11 distritos electorales de la entidad.

Ayer, la Policía Federal y el Ejército recuperaron nueve de las 11 juntas distritales del Instituto Nacional Electoral (INE) en la zona centro de Oaxaca; sin embargo, las de Miahuatlán y Tlaxiaco continuaban en poder de los maestros de la Sección 22. Hasta anoche las autoridades electorales locales habían recibido oficialmente siete de los inmuebles liberados.

En la recuperación de la Junta Distrital de Huajuapan se registró un enfrentamiento, en el que cuatro policías federales fueron retenidos por los maestros, mientras que cuatro docentes fueron detenidos.

Extraoficialmente se informó de al menos 12 lesionados, cuatro de ellos policías federales. El gobierno no informó sobre el incidente, pero autoridades de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) confirmaron la retención de los elementos de la Policía Federal, y que uno de los cuatro uniformados heridos estaba grave por las lesiones que sufrió.

Hasta anoche continuaba en poder de los disidentes la sede del INE en Miahuatlán, donde los maestros instalaron barricadas y apoyados por el Frente Popular Revolucionario (FPR) sacaron mobiliario, papelería e incendiaron un vehículo, para impedir que se retomen hoy las actividades.

Mantendrán boicot. Durante una marcha en el centro de Oaxaca, Rubén Núñez advirtió que los 821 mil maestros de la CNTE y grupos aliados anularán su voto; y como parte de sus movilizaciones dejó abierta la posibilidad de evitar la instalación de casillas para los comicios.

El líder magisterial comentó que la respuesta por parte de la Secretaría de Gobernación (Segob) a su pliego petitorio, es insuficiente.

“Todos los maestros estaremos vigilantes para que este proceso no se lleve a cabo. No nos intimidan”, enfatizó. Al fijar el posicionamiento de la CNTE, Rubén Núñez hizo un llamado al gobierno federal a retirar todo el personal militar y de la policía federal de Oaxaca, al tiempo que los responsabilizó de cualquier acción en contra del magisterio que atente contra la integridad de los maestros.

Anunció el despliegue de brigadas en el estado para evitar la instalación de las más de 5 mil casillas, así como la toma de estaciones de radio.

El dirigente señaló que su movimiento se mantendrá vigente y saldrán a las calles a seguir protestando en contra de la reforma educativa.

Operativo. La posición del magisterio disidente se dio a pesar de que ayer desde temprana hora, la Policía Federal y el Ejército comenzaron la recuperación de algunas juntas distritales en la zona centro de Oaxaca.

Asimismo tomaron el control de la abastecedora de combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex), que se encuentra en Tlacolula. Las pipas de la paraestatal salieron custodiadas por unidades de la Policía federal y estatal hasta llegar a las gasolineras.

Aunque se reinició la venta de gasolina, esta no fue suficiente para los miles de vehículos que hacen largas filas para llenar su tanque. De acuerdo con trabajadores de las despachadoras, Pemex deja una pipa de 20 mil litros, misma que se termina en cinco horas.

Como parte del operativo federal, la Junta local ejecutiva del INE está blindada por el Ejército y la Policía Federal, que mantienen el perímetro del inmueble bien vigilado para evitar hechos vandálicos. Los maestros mantienen su plantón del Zócalo de Oaxaca, las calles son patrulladas por unidades de las fuerzas federales, apoyados por la policía estatal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios