Respeto a indígenas aún no alcanza niveles aceptables: CNDH

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, señaló los pueblos y comunidades indígenas enfrentan factores de desigualdad que no permiten que gocen plenamente de sus derechos humanos.
12/12/2016
15:02
Astrid Sánchez
-A +A

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, aseguró que el respeto y defensa de los derechos humanos de los indigenas todavía no alcanza niveles aceptables.

En el marco de la entrega del Premio Nacional de los Derechos Humanos 2016, galardón otorgado post mortem a Rodolfo Stavenhagen, el ombudsman nacional señaló los pueblos y comunidades indígenas enfrentan factores de desigualdad que no permiten que gocen plenamente de sus derechos humanos.

"Aún no podemos considerar que la vigencia, respeto y defensa de sus derechos humanos haya alcanzado niveles aceptables.

"La discriminación, la exclusión, la pobreza, la desigualdad y la falta de acceso real y efectivo a la justicia siguen siendo factores que integran la compleja realidad que las y los miembros de nuestros pueblos y comunidades enfrentan de manera cotidiana", comentó González Pérez durante su participación en la entrega del Premio realizada en la Residencia Oficial de Los Pinos.
Este año, el Premio Premio Nacional de los Derechos Humanos fue entregado post mortem al activista y defensor de los derechos humanos, Rodolfo Stavenhagen, alemán que llegó a México en 1940, quien fue presidente de la Relatoría Especial sobre la Situación de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas de la ONU. 

Stavenhagen trabajó con diversas organizaciones no gubernamentales pro defensa de los indígenas y participó activamente en la redacción de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El Presidente Enrique Peña Nieto otorgó la medalla y diploma a Elia del Carmen Gutiérrez Ortiz, viuda de Stavenhagen, quien destacó la labor de su pareja al fundar la Academia Mexicana de los Derechos Humanos.

"Rodolfo fue un humanista universal, un ciudadano del mundo, un ciudadano sencillo, cálido, gentil y respetuoso del ser humano", comentó Gutiérrez Ortiz en su discurso de agradecimiento.
En el evento Sharon Zaga Morabi, fundadora del Museo Memoria y Tolerancia, recibió mención honorífica por su labor y dedicación en la enseñanza y divulgación de una cultura de tolerancia, no discriminación y respeto a los derechos humanos.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS