Maestros evaluados, bajo presión excesiva, reporta el INEE

Presenta instituto balance de incidencias en las aplicaciones de los exámenes
Durante las jornadas de evaluación al magisterio se presentaron problemas como fallas en el registro de docentes y dificultades técnicas, entre otros (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/12/2015
02:38
Natalia Gómez Quintero
-A +A

[email protected]

Uso de la fuerza pública, dificultades técnicas, confusión respecto de la forma de la evaluación, así como fallas en la plataforma de registro, lo que sometió a maestros a “una fuerte tensión”, fueron incidentes que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) registró durante la aplicación de la evaluación del desempeño aplicada por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En el balance hecho por el INEE se resalta el avance de la reforma educativa en todo el país, pero señala las condiciones adversas en las que se aplicó en algunos lugares.

Aseguró que el recurrir a la fuerza pública con el fin de resguardar a los maestros que ejercían su derecho a evaluarse construyó un clima poco propicio para responder las preguntas.

“Hubo en algunos casos condiciones físicas incómodas para la realización de la evaluación. En las entidades en las que la disidencia fue mayor los maestros tuvieron que partir, desde muy temprano en la madrugada, de sus casas para ser trasladados a las sedes de la evaluación, para resolver un examen de más de ocho horas de duración.

“En algunos casos, las protestas y agresiones, en ocasiones violentas, de los maestros disidentes sometieron a los docentes que se estaban evaluando a una presión excesiva”.

Dijo que si bien en la mayoría de las sedes en las que se llevó a cabo la evaluación de desempeño la jornada transcurrió sin mayores dificultades, “preocupa el hecho de que en algunos lugares la evaluación tuvo que aplicarse en condiciones poco propicias para llevar a cabo una experiencia que debe ser formativa y que exige condiciones para pensar y reflexionar”, dijo.

Consideró que fue difícil para la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente de la SEP integrar las listas definitivas de quienes serían evaluados porque la información que proporcionaban las entidades federativas tuvo que ser validada en varias ocasiones.

“Ello condujo a que a muchos maestros se les notificara que debían presentar la segunda etapa de la evaluación con muy poca anticipación.

“La aplicación de la tercera y cuarta etapas de este ejercicio también tuvo dificultades técnicas y hubo en algunos casos confusión respecto de la forma de la evaluación que debían responder los docentes”, añade.

La evaluación se basó en la observación obtenida en los procesos de supervisión de la SEP y de las autoridades educativas de cada entidad federativa, donde participaron casi 132 mil profesores, es decir, 86.2% de quienes fueron convocados a nivel nacional. “Estos datos muestran que la reforma educativa está en marcha”, dijo el INEE.

Mantente al día con el boletín de El Universal