Artículo

La tramposa descalificación de la especialista del GIEI

Una vez que el Grupo Interdisciplinario de Especialistas Internacionales, GIEI, ha cuestionado a fondo la versión oficial en la que se declaraba que el destino de varios de los normalistas de Ayotzinapa había sido el basurero de Cocula, y después de que ha solicitado insistentemente la necesidad de entrevistar a integrantes del Ejército, la descalificación que se ha hecho de Ángela Buitrago, integrante del GIEI, de haber juzgado injustamente a un coronel colombiano y de enviarlo a la cárcel ocho años, merece revisarse a fondo.

La oligarquización de las élites

Hoy, vemos cada vez con más frecuencia cómo los cargos públicos se asignan a integrantes de familias políticas, es decir, vivimos una tendencia a la oligarquización de las élites; a una creciente concentración del poder en manos de familias políticamente privilegiadas, lo cual no solamente resulta injusto, sino profesional y administrativamente inadecuado.

Privilegios de tránsito

El reglamento de tránsito es respetado, en general, por los dueños de automóviles en la ciudad de México porque no es sencillo escapar a una sanción por parte de las autoridades cuando las reglas no se cumplen. Esa es una cualidad en sí misma pese a la impopularidad de las normas recién endurecidas en la capital del país.

¿Miedo a la incertidumbre o a la certidumbre?

Durante la semana pasada se generó suficiente información para confirmar que el mundo se dirige a una nueva etapa de desaceleración económica, en el mejor de los casos. Voltear hacia otro lado en poco ayudará para enfrenar los acontecimientos que en la parte financiera, comercial e industrial ya son visibles.

Historias de la memoria

Si uno es exigente a la hora de poner cierto orden en la propia memoria, entonces nadie se encuentra en la posibilidad de saber, con la exactitud que demanda el mundo de lo real, la clase de persona que uno fue en el pasado. El mito tiene barbas que crecen a diario y a las cuáles se debe poner atención. Yo no pongo atención en las barbas y me dispongo a inventar una estampa o un relato de “mi” pasado con tal de quedar medio satisfecho y continuar con la cuchara dentro del postre antes de que éste se acabe.

#Misión cumplida

Debe ser una coincidencia que la policía española eligiera para anunciar la detención de Moreira el mismo # que usara EPN para anunciar la detención del Chapo. Una frase redonda para expresar la satisfacción del deber cumplido. Es interesante, en todo caso, la selección del # por parte de la autoridad española porque denota la misma sensación que el gobierno de EPN tuvo con el capo sinaloense: por fin le echamos el guante a este individuo.

Ricos y pobres

La semana pasada, estimados lectores, les hablaba de la corrupción universal y eterna, pero tenemos también ejemplos de incorruptibles; no estoy pensando en Robespierre porque, si bien fue El Incorruptible, fue a la vez terrorista. Se dan muchos casos, especialmente al principio de los regímenes. Así, cuando se fundó el Estado de Israel, su flamante Secretario de Relaciones, Moshe Sharett, hizo algo que en aquel entonces parecía normal: vendió su departamento. Como ministro ocupaba una residencia oficial, modesta por cierto.

Hambre

Para Carlos Pellicer, sin Blanca.

Al pie de la fotografía reza el texto: “Un niño famélico en una imagen de las autoridades de Madaya”. Madaya es una localidad siria situada a 25 kilómetros de Damasco. Explican los medios de comunicación: “Nada ni nadie entra o sale”. Sobre la fotografía, el encabezado del artículo: Comemos hojas para sobrevivir, y el subtítulo, “El Asad promete que dejará entrar ayuda humanitaria después de que 10 civiles muriesen en Madaya por falta de alimentos” (El País, viernes 8 de enero de 2016).

La encrucijada de Venezuela

El “modelo chavista” llegó al límite y el gobierno se enfrenta a una encrucijada: aplastar a la oposición o aceptar el camino del cambio por vía de la política democrática, de la negociación y el compromiso. A menos que suprima la vigencia de las instituciones electorales el chavismo se topará con la consabida pero negada verdad de que la democracia es parte de la canasta básica de la justicia social. Su negativa a reconocerlo a menos que disponga abrumadoramente del poder es la peor de las suertes para el Estado Venezolano, y para América Latina.

Nuevos desafíos democráticos

La reciente elección parlamentaria de España nos invita a pensar en los posibles paralelismos electorales que podemos tener en el futuro cercano, y en lo complicado que puede resultar integrar un gobierno de coalición cuando hay de por medio un voto altamente fragmentado, que no le otorga a ningún partido político un amplio mandato para hacer una mayoría en el Congreso, ni siquiera con la suma de los integrantes de una posible coalición electoral con la que pudiere ganar la elección presidencial.

Pages