Estados Unidos bombardea posiciones del EI en Libia

El ataque en Sirte tiene el aval del gobierno de unidad, dice el Pentágono

Mundo 02/08/2016 01:54 Agencias Actualizada 01:54

Washington.— El gobierno de Estados Unidos comenzó ayer a lanzar ataques contra el Estado Islámico (EI) en Libia a petición de la administración provisional libia, informaron fuentes del Pentágono.

Los ataques están dirigidos contra los yihadistas en la zona de Sirte, una ciudad localizada entre Trípoli y Bengasi que se ha convertido en un bastión del EI, informó el Pentágono.

“Hoy, a petición del Gobierno del Acuerdo Nacional Libio, Estados Unidos realizó un ataque aéreo de precisión contra objetivos del EI en Sirte”, agregó la fuente.

Es la primera vez que Estados Unidos bombardea objetivos de EI en Libia a petición del gobierno de unidad en apoyo de los avances de las fuerzas locales y según especificó el portavoz del Pentágono, Peter Cook, las operaciones se repetirán. Anteriormente, en noviembre y febrero, fuerzas estadounidenses realizaron bombardeos para acabar con líderes el Estado Islámico en Libia, pero, como apuntó Cook, estas misiones son diferentes.

“No creo conveniente detallar el ritmo de los próximos ataques”, señaló Cook, quien dijo que los futuros bombardeos seguirán un “proceso de coordinación cercana” con el gobierno provisional libio para objetivos específicos y serán analizados por el equipo de seguridad nacional de Barack Obama, mandatario estadounidense.

“Los objetivos serán aquellos que deban ser atacados con precisión y para minimizar víctimas civiles, en lugares donde el gobierno provisional libio no pueda golpear”, explicó Cook, quien detalló que en este ataque se destruyó un tanque y vehículos del EI. Sin embargo, no precisó si las acciones se realizaron con drones o con aviones de combate.

El Pentágono aseguró que el ataque fue autorizado por Obama, tras consultar con el secretario de Defensa, Ashton Carter, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford.

El Departamento de Defensa consideró que esta operación entra dentro de su estrategia para derrotar al EI con apoyo aéreo de fuerzas locales aliadas, de modo similar a como sucede en Irak y Siria.

“Nuestro objetivo es eliminar al EI de su bastión de Sirte en Libia”, afirmó Cook. Consideró que aún se atrincheran en Sirte centenares de milicianos del EI. Los yihadistas capturaron el año pasado la ciudad de la costa del Mediterráneo, pero sus militantes están confinados a unos pocos kilómetros del centro donde controlan lugares estratégicos. Cook aseguró que no se han desplegado tropas estadounidenses sobre el terreno con “el rol específico” de apoyar esta operación en Sirte. Las milicias leales al gobierno libo iniciaron en mayo una ofensiva contra los yihadistas.

Comentarios