Personal diplomático de México se desplaza a Huaraz

Aún no hay noticias sobre el rescate de los montañistas mexicanos José Miguel Mendoza Paulín, de 44 años, y Carlos Guido Blekosky Rascon, de 45, así como de sus dos guías peruanos

Mundo 21/07/2016 11:13 José Meléndez, corresponsal San José Actualizada 11:37
Guardando favorito...

La incertidumbre cundía esta mañana en la zona del nevado de Huascarán, en la sierra norcentral de Perú, a la espera de noticias sobre el resultado de un operativo lanzado hoy en la madrugada por una patrulla del Departamento de Policía de Alta Montaña y de la Asociación de Guías de Montaña (AGM) para rescatar a dos montañistas mexicanos y sus dos guías locales, arrastrados el martes anterior por una avalancha en ese sector.

 

Personal diplomático de la embajada de México en Perú se desplazó a Huaraz, para seguir el curso de los acontecimientos.

“Todavía no tenemos ninguna noticia sobre el rescate”, dijo esta mañana el peruano Carlos González, técnico de la Policía, en una conversación telefónica con EL UNIVERSAL desde la base de Caraz, en el departamento (estado) de Ancash, al noroccidente de Lima.

Los desaparecidos son los montañistas mexicanos, identificados por la AGM como José Miguel Mendoza Paulín, de 44 años, y Carlos Guido Blekosky Rascon, de 45, y sus dos guías peruanos, Julio Suárez Rey y Gilberto Loli. El montañista mexicano Rubén Jaen Cataño se salvó del percance porque se quedó en un refugio en la parte baja del nevado.

“Seguimos sin saber nada”, explicó esta mañana el peruano Rafael Figueroa, presidente de la AGM, en otra entrevista telefónica con este diario desde Huaraz, capital de Ancash. “He estado tratando de comunicarme con la patrulla, pero parece que está sin señal”, contó.

Pese a la zozobra, González y Figueroa, que están atentos al desarrollo del rescate, eludieron afirmar si hay o no muertos por el accidente, ya que se carece de información oficial y exacta al respecto suministrada por alguna persona que haya visto o tenido contacto con los cuatro. Ambos dijeron que en horas del mediodía esperan recibir los primeros informes certeros.

El peruano Pavel Orellana, otro técnico de la Policía, explicó anoche a este rotativo que se ignora por completo el estado de los mexicanos y de los guías, “porque hasta el momento nadie ha podido ingresar a la zona donde se cree que están, ya que siguen cayendo bloques de hielo”.

El trabajo es riesgoso, porque “la patrulla debe escarbar entre la nieve y eso es muy peligroso”, advirtió. La labor de rescate, explicó, se hace de madrugada porque “a esas horas hay temperaturas más bajas y menos probabilidades de nuevos desprendimientos de bloques de hielo”.

La avalancha se registró el martes pasado a las 09:00 horas de Perú (misma hora de la Ciudad de México) en el nevado de Huascarán, que pertenece a Ancash, tiene 5 mil 800 metros sobre el nivel del mar y es el más alto de ese país, precisó Orellana. El hecho ocurrió en un punto conocido como La Canaleta y un equipo de 11 policías y ocho miembros de la AGM desplegó hoy en la madrugada una labor de rescate en el sitio.

 “Parece que los cuatro están dentro de una grieta de 50 metros de profundidad”, contó, por su parte, la periodista peruana Laura Urbina, corresponsal del periódico El Comercio, de Lima, en Ancash, en otra conversación telefónica con EL UNIVERSAL.

Una patrulla entró en la tarde del martes y salió ayer en la mañana tras rescatar con vida a dos montañistas españoles y a dos guías peruanos, relató Urbina.

Con heridas diversas, los cuatro fueron llevados a una clínica en Huaraz. Los españoles se movilizaron separados de los mexicanos, por lo que se confirmó que solo esos dos grupos permanecían en el nevado cuando ocurrió la avalancha.

Personal diplomático de la embajada de México en Perú se desplazó a Huaraz, para seguir el curso de los acontecimientos.

 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios