15 | DIC | 2019
Foto: EFE /Archivo

Comisión que enjuicia a Rousseff rechaza acelerar proceso

06/06/2016
18:47
Brasilia
-A +A
La decisión puso fin a la polémica generada la semana pasada por una propuesta de la senadora Simone Tebet para acortar los plazos de algunas etapas del juicio contra la mandataria suspendida

La comisión del Senado brasileño a cargo del juicio político contra la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, anunció hoy que ha descartado una propuesta que podía haber acortado los plazos para la conclusión del proceso.

La decisión fue anunciada por Raimundo Lira, quien preside la comisión, y puso fin a una polémica generada la semana pasada por una propuesta de la senadora Simone Tebet, influyente figura del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el presidente interino del país, Michel Temer.

Tebet, basada en artículos del código penal que establecen plazos más breves para algunas etapas de un juicio, sugirió que esas normas se aplicaran en el caso de Rousseff, lo cual habría llevado el fin del proceso a mediados de julio, al menos veinte días antes de lo previsto inicialmente.

La propuesta fue aceptada en principio por la comisión, lo que generó una fuerte reacción de los senadores partidarios de Rousseff, que denunciaron que podría afectar el derecho a la debida defensa de la mandataria.

El abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, también protestó y anunció que apelaría ante el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, quien comparte con la comisión del Senado todas las responsabilidades del proceso.

Sin embargo, Lewandowski no llegó a pronunciarse y, según Lira, los propios miembros de la comisión acordaron descartar la propuesta de Tebet y centrarse en el programa de trabajo presentado por el instructor del caso, Antonio Anastasia.

Según ese programa, que aún deberá ser aprobado formalmente por la comisión, la primera de las dos votaciones en que el pleno del Senado deberá decidir la suerte definitiva de Rousseff se celebraría entre los días 1 y 2 de agosto.

Si en esa sesión 41 de los 81 senadores respaldan la continuidad del proceso, el pleno deberá ser convocado nuevamente, pero en esa ocasión por el presidente del Supremo, para una última votación.

En esa definitiva instancia, Rousseff sería destituida si así lo decide una mayoría calificada de por lo menos 54 senadores.

Si no se lograse esa mayoría, la mandataria sería absuelta y deberá retomar el poder una vez que se publique la sentencia, con lo cual Temer volvería a ocupar la vicepresidencia.

En caso de que el Senado se incline por la destitución, Temer completaría el mandato que vence el 1 de enero de 2019, cuando le entregaría el poder al vencedor de las elecciones previstas para octubre de 2018.

msl

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios