Reimaginan en Venezuela a community managers como DJs

El Nacional de Venezuela ha creado la figura informal de DJo Digital Jockey, una suerte de evolución del community manager que lee la reacción de la comunidad y en consecuencia, va suministrando el contenido de una manera similar a la que un Disc Jockey combina y pone canciones en una fiesta

Foto: Andrés Landeros / EL UNIVERSAL
Mundo 30/06/2016 15:30 Miami Mario Andrés Landeros / enviado Actualizada 20:18

El Nacional de Venezuela ha creado la figura informal de DJo Digital Jockey, una suerte de evolución del community manager que lee la reacción de la comunidad y en consecuencia, va suministrando el contenido de una manera similar a la que un Disc Jockey combina y pone canciones en una fiesta o antro.

Eduardo Ponte,  gerente editorial de interactivos y redes sociales del diario, compartió su experiencia durante  la segunda jornada de la conferencia digital de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP Connect.

Asegura que su equipo de redes se ha olvidado de programar contenido y del Hootsuite, y tuitean minuto a minuto. También se han olvidado del escritorio y generan contenidos desde la calle, vía Periscope y Snapchat. En  esta última red social han empezado un proceso de comercialización. 

Ponte acusó que por la situación política de Venezuela, su medio se ha visto presionado por censura y por falta de materias primas, como el papel.

Dijo que tiempos de crisis también son tiempos de oportunidades, por lo que su medio ha apostado decididamente por las redes sociales.

"Nuestro director no es un dinosaurio, es más milenial que muchos en la redaccion", bromeó Ponte. 

La mesa sobre social media de la conferencia fue moderada por Laura Herrera, quien forma parte del equipo de redes sociales de EL UNIVERSAL. 

En un panel anterior, Vincent Wu, quien es analista de datos  del Huffington Post, señaló que no necesariamente el valor periodístico y el impacto de una nota se mide en clics, y ejemplificó esto: una historia trabajada y profunda sobre un veterano de guerra sin hogar acumuló en su portal un millón de visitas, contra los dos millones que obtuvo una de perros y gatos jugueteando.

Por ello, dijo, el Post busca medir el impacto de una nota no en clics, sino en el número de veces que ha sido compartida y comentada.

Juan Manuel Damia, de la firma Intellignos, aseguró que los medios latinoamericanos no están invirtiendo lo suficiente en inteligencia sobre sus estadísticas, y en muchos casos no están interpretando correctamente los datos a su disposición. 

Alejandro Couce, de la firma Vindicia, llamó a convertir a los lectores de los medios digitales en suscriptores como una forma natural de monetización, es decir, de capitalización. 

La Sociedad Interamericana de Prensa celebra en octubre su asamblea anual en México, en el marco del centenario de EL UNIVERSAL. 

cg

Comentarios