AL, guerrillas en extinción

24/06/2016
01:58
DPA
Rodrigo Ruiz Tovar
-A +A
Análisis

Bogotá.— La cercana desmovilización, el desarme y la conversión en un movimiento político legal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) representa no sólo la desaparición de la guerrilla más antigua del hemisferio, sino el virtual final en América Latina de grupos armados de izquierda que surgieron desde los años 60.

Aunque en Colombia se mantiene activo el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que apareció en 1964 casi al tiempo con las FARC, su lucha y la de otros pequeños grupos que subsisten refleja poco de la proliferación de organizaciones de las décadas pasadas.

Muchos de esos grupos se inspiraron en la guerrilla que triunfó en la Revolución cubana, que se gestó a finales de los años 50 bajo el liderazgo de Fidel Castro. En los años 60 varios movimientos se alzaron en armas en varios países de la región, de los cuales el único que subsiste es el ELN.

En Nicaragua nació el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en Uruguay el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros y en Argentina los Montoneros. Por la misma época también empezaron a abrirse paso las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), en Venezuela; el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en Chile, y la Acción Libertadora Nacional (ALN), la Vanguardia Popular Revolucionaria (VPR) y la guerrilla de Araguaia, en Brasil. Uno de los protagonistas de la Revolución Cubana, el argentino Ernesto Che Guevara, trató de impulsar en Bolivia una guerrilla. El intento fracasó en 1967, luego de que el Che fuera capturado y ejecutado.

En los años 70 surgió en Argentina el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). En la década de los 80 entraron en escena el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en El Salvador; Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, en Perú; la Unidad Nacional Revolucionaria Guatemalteca (URNG), en Guatemala; el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), en Chile, y el Alfaro Vive Carajo, en Ecuador.

Además de las FARC y del ELN, Colombia vio la aparición de numerosos grupos guerrilleros, casi todos desmovilizados tras acuerdos de paz.

Los últimos grupos en aparecer en la región, en los años 90, fueron el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en México, y el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Las únicas organizaciones alzadas en armadas que lograron tomar el poder fueron el Movimiento 26 de Julio cubano, que entró triunfante en La Habana en enero de 1959 y desalojó a Fulgencio Batista, y el FSLN, que nació en 1961 y derrocó al dictador nicaragüense Anastasio Somoza, en 1979.

Varias guerrillas centroamericanas se desmovilizaron y se convirtieron en movimientos políticos legales tras firmar acuerdos de paz. Otros grupos desaparecieron ante la ofensiva militar o por su propio desgaste. En Perú aún subsiste Sendero Luminoso, mientras que en México está el EZLN. 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios